TUBERCULOSIS: la bomba que estalló en los calabozos de la muerte

TUBERCULOSIS: la bomba que estalló en los calabozos de la muerte pone en peligro a la población zuliana

Dos presos mueren a diario. Los custodios y policías, al igual que la sociedad en general corren el peligro de contagiarse

Además del problemón de la economía, el hambre, la miseria, el deterioro de los servicios públicos, la gasolina y otros aspectos de la crisis, que hacen de la vida del venezolano un infierno indeseable, ahora se suma el asunto de la inseguridad, las enfermedades y las cárceles. Las personas de bien, deben pagar vacunas a los extorsionadores, calarse los tiroteos en los alrededores de este tipo de centros de reclusión y, de paso, exponerse a contraer TUBERCULOSIS.

El Zulia necesita ATENCIÓN INMEDIATA, en los comandos policiales y el Retén de Cabimas. A diario mueren dos internos por TUBERCULOSIS. Los custodios y familiares se exponen a esta enfermedad mortal, mientras que la población en general corre peligro también. Así lo dieron a conocer fuentes cercanas a comandos policiales y el Retén de Cabimas.

«Debe haber medidas de prevención y un plan de respuesta inmediato del Gobierno para evitar la propagación. Cualquiera pueden contagiarse de esta asquerosidad llamada tuberculosis, en el mercado, en el trabajo, en el colegio, donde sea…», expresó Jaime Morales, un zuliano alarmado.

«Temo por mi salud», comentó Emilia Hernández, habitante zuliana.

Los calabozos del único centro de arrestos y detenciones que existe en el Zulia, conocido como el Retén de Cabimas, al igual que las celdas de los diferentes comando policiales de la entidad, se han convertido en el epicentro de las enfermedades respiratorias, principalmente la TUBERCULOSIS.

La crítica situación dentro de los calabozos alarma a la colectividad. El hacinamiento y la falta de alimentación conlleva a que los privados de libertad se contagien rápidamente con la enfermedad.

Fuentes cercanas del Retén de Cabimas, diseñado para albergar solo 150 reos, aseguran que actualmente existen 1.100 detenidos en dichas instalaciones y que 50 de ellos pueden tener tuberculosis, mientras que la mayoría corre peligro ante la referida situación.

Y aunque la tasa de mortalidad a causa de la infección respiratoria no se encuentra oficializada, esta semana, siendo la segunda del mes de enero del 2020, dos reos murieron por tuberculosis.

La infección se propaga y con ella el peligro que corren los efectivos policiales de contagiarse.

Tuberculosos decidieron «aislarlos» en cuartico dentro del Retén

Dentro de los calabozos del Retén de Cabimas se realizó un «cuartico» aparte para los reclusos que se encuentran infectados, sin embargo, son llevados al patio del retén para que reciban a sus familiares, quienes podrían infactarse no solo ellos sino al resto de la sociedad. Así lo destacó el informante.

Comandos policiales de Maracaibo no escapan de la agravante crisis infecciosa

Los últimos meses, la situación sobre enfermos y muertos por tuberculosis dentro de los comandos policiales se ha vuelto constante. A diario mueren dos presos por tuberculosis, según revela una fuente policial quien prefirió el anonimato.

Hacinamiento

El hacinamiento dentro de las celdas de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), situada en el municipio  San Francisco del estado Zulia, se ve reflejado en la cantidad de detenidos que allí permanecen a la espera de ser enjuiciados.

Dentro de los calabozos del referido cuerpo policial, la agravante situación no escapa de ser similar al retén, pues de las cinco celdas que tiene la PNB con capacidad de 20 presos, se encuentran 44 reos, en cada una, para un total de 218 aprehendidos. Nueve de los internos padecen tuberculosis y se encuentran  aislados. Hasta hoy, 17 de enero, se conoció que fallecieron otros dos en el comando a causa de la misma enfermedad.

Fuentes precisaron que la cifra de muertes semanal supera los cinco.

A ello se le suma el comando de Polimaracaibo, ubicado dentro de la Vereda del Lago, donde conviven 146 presos, distribuidos en tres celdas en las que a duras penas puede haber capacidad para 60 reos.

Casa por cárcel

Las muertes registradas dentro de los comandos ha conllevado a los organismos policiales, en conjunto con la Fiscalía que lleva los casos, ha introducir un beneficio en el que permiten la libertad los presos.

Fuentes policiales aseguraron que la medida es otorgarle casa por cárcel a los reos que se encuentren en fase terminal con la enfermedad, ya que cada vez hay menos espacio para  tenerlos dentro del comando, mientras que dejarlos es correr el riesgo de infectarse hasta los funcionarios.

La medida ha sido adoptada en diferentes comandos, siendo confirmado dentro de la PNB y Polimaracaibo, dejando en tela de juicio las carencias vividas.

 

Noticia al Día

 

 

 

No olvides compartir en >>