Jóvenes temen que la crisis los obligue a abandonar sus estudios

«Tengo compañeros que ven clases con el estomago vacío»: El sacrificio de los jóvenes guerreros para continuar sus estudios superiores

Foto: Rossana Torreblanca

La Unidad de crédito y el pasaje, el principal dolor de cabeza de nuestros jóvenes

Los estudiantes venezolanos viven con la incertidumbre de lo que vaya a pasar con su futuro profesional. Temen que la situación del país los obligue a abandonar sus estudios.

La mayoría se va del país en busca de otras oportunidades, mientras otros dejan de estudiar por no poder tener los recursos económicos suficientes.

Los que aún estudian, día a día, viven preguntándose a sí mismos que tan lejos podrán llegar. La disminución de inscripciones en las universidades son cada vez mayor, y la base principal es la hiperinflación. De igual forma, no solo disminuyen los estudiantes, si no también, los profesores: muchos han emigrado porque el sueldo no les alcanza para nada, como dicen muchos por ahí ,»El venezolano es el único que se entristece cuando llega la quincena». Otros profesionales buscan otras opciones de trabajo para poder sobrevivir en el país.

Los estudiantes cada vez notan como los pasillos y salones de las universidades están más vacíos. Los que pagan sus estudios tienen que hacer grandes sacrificios paraconseguir más de 4 millones de bolívares de inscripción y varias cuotas, dependiendo las unidades de crédito, sin contar el resto de los gastos en el transcurso de el semestre.

La mayoría todavía sigue estudiando porque cuenta con el apoyo de familiares fuera del país. Otros cuentan con becas universitarias, como es el caso de Mario Fernández, de 20 años de edad. El chico, actualmente, cursa el 7mo semestre de Comunicación Social, quien cuenta que, a pesar de ahorrarse el costo de la Universidad, sigue siendo difícil para ella.

«No solo es tener el dinero para pagar una universidad, siendo becada tengo que pasar por muchos obstáculos ante la situación que se esta viviendo en el país: no hay efectivo, la luz se sigue yendo y hay problemas con el internet. Lo peor es que tengo compañeros ven clases con el estomago vacío», expreso.

El efectivo y el problema de la electricidad, son las razones que obligan  a estudiantes como Mario, faltar a clases. No siempre tiene Internet para poder navegar, realizar sus tareas, Y comprar libros no es una opción, ya que son muy costosos; «el pasaje de los carros de tráfico suben más y hay menos efectivo.

Los estudiantes que aun quedan en el país y siguen estudiando son guerreros al vivir obstáculos diferentes para lograr ser grandes profesionales.

 

Rossana Torreblanca/Pasante

Noticia al Día

No olvides compartir en >>