Excarcelan al excomisario de la PM Marco Hurtado

Excarcelan al excomisario de la PM Marco Hurtado

Foto: Cortesía

La tarde de este jueves fue liberado el excomisario de la Policía Metropolitana Marco Hurtado, tras  permanecer preso durante 17 años.

Hurtado se encontraba recluido en la cárcel de Ramo Verde. Su excarcelación debió producirse el pasado 19 de diciembre, cuando se cumpieron los 16 años y 8 meses de prisión a los que fue condenado por los sucesos del 11 de abril del 2002, en Puente Llaguno, Caracas. 

Los hechos

El 11 de abril de 2002 los sectores opositores al gobierno de Hugo Chávez convocaron una marcha desde la sede de PDVSA Chuao hasta el centro de la ciudad. El propósito era pedir públicamente la renuncia del presidente de la República.

Al llegar al centro de Caracas, específicamente a la avenida Baralt y los alrededores del Palacio Federal Legislativo, la multitud intentó acercarse al Palacio de Miraflores, pero la cantidad de disparos que salían de todas partes lo impidieron.

Diecinueve (19) personas cayeron mortalmente heridas. Funcionarios de la Policía Metropolitanos fuero acusados de accionar sus armas contra la personas allí concentradas.

Juicio y sentencia

El juicio contra los policías metropolitanos por estos asesinatos duró 7 años. En ese tiempo se realizaron 230 audiencias, presentaron 265 experticias, 5.700 fotografías, más de 20 videos; también declararon 198 testigos y participaron 48 expertos.

Hurtado fue sentenciado por los delitos de homicidio calificado en grado de frustración en perjuicio de Ruby Alfonso Urbano Duque y Erasmo Enrique Sánchez y por cómplice necesario en el delito de lesiones personales graves en complicidad correspectiva y cómplice necesarios en el delito de lesiones personales leves, los mismos que les imputaron a Arube Pérez, Erasmo Bolívar, Héctor Rovaín y Luis Molina, también presos en Ramo Verde.

Los hechos acontecidos el 11 de abril de 2002 lo llevaron tras las rejas, pese a que el subcomisario Marco Hurtado no se encontraba en Puente Llaguno. El resguardaba la comisaría Urdaneta, en El Calvario, ante la presencia de motorizados  que amenazaban con tomarla.

Según las experticias del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, era imposible que Hurtado hubiese disparado contra alguna de las dos víctimas, que se encontraban en la avenida Urdaneta.

 

 

 

Noticia al Día / F. Reyes

No olvides compartir en >>