Ley de 300 años le permite a la Reina Isabel quedarse con el hijo de Harry

Crisis en la Familia Real: Una ley de 300 años le permite a la Reina Isabel quedarse con el hijo de Harry y Meghan

Foto: Agencia

Según una especialista hay una antigua ley que establece que la Reina Isabel tiene la custodia del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry

Una ley que tiene establecida desde 1717 y que fue impuesta durante el reinado de George I ha salido a relucir tras el estallido de la bomba en la Corona Británica, pues comienzan a conocerse secretos y detalles escondidos entre la extensa historia de la Familia Real.

Tras conocerse que Harry se sentía dejado de lado por los referentes de lo que sería la nueva monarquía y Meghan estaba a punto de colapsar por las presiones de la corona sale a la luz esta antigua ley podría llegar a causar un nuevo escándalo en el Reino Unido.

La experta en la realeza Marlene Koenig aseguro en una entrevista publicada por el diario británico The Mirror, que la tenencia legal del pequeño Archie, hijo de Harry y Meghan, pertenece a la Reina Isabel y aseguró que tampoco la segunda línea del trono, el Príncipe William y su esposa Kate Middleton tienen legalmente la custodia total de sus tres hijos: el Príncipe George, la Princesa Charlotte y el Príncipe Louis.

«La legislación fue aprobada durante el reinado de George I. Era conocida como la Gran Opinión para la Prerrogativa de la Familia Real y se refería al control del rey sobre la educación, la crianza y el matrimonio de sus nietos. Lo hizo porque tenía una relación muy mala con su hijo, el futuro Rey Jorge II, por lo que se aprobó esta ley que significaba que el Rey era el guardián de sus nietos. La ley se remonta a más de 300 años hasta 1717, una época en la que el derecho de supervisión del monarca se extendía a sus nietos y este derecho pertenece a Su Majestad, Rey del Reino, incluso durante la vida de su padre», tal como se expresa en el diario inglés.

Según confirmó la especialista, la regla todavía existe hoy y «técnicamente» los padres necesitan el permiso de la Reina Isabel para sacar a sus hijos del país. Koenig añadió también que, a pesar de esto, la Reina Isabel es respetuosa con los deseos de los padres y que no insistiría en sus opiniones sobre ellos.

Amor a una reina y a una duquesa

Pero mientras Harry se debate entre el amor por su abuela Isabel y los reclamos de su esposa Meghan, se dio a conocer que han decidido vivir tanto en Canadá como en Reino Unido, se espera que la Reina Isabel no se oponga para que el bebé Archie, también lo haga con ellos. Aunque todo dependerá de lo que decida la monarca. Tras el encuentro familiar en el que se acordó una «transición» para resolver el conflicto, la Reina Isabel emitió un comunicado en el que apoyó la iniciativa de su nieto.

«Hoy mi familia ha tenido conversaciones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como la familia joven que es. Si bien hubiéramos preferido que siguieran siendo miembros de la Familia Real, trabajando a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia. Harry y Meghan han dejado en claro que no quieren depender de fondos públicos en sus nuevas vidas. Por lo tanto, se acordó que habrá un periodo de transición en el que los Sussex pasarán tiempo en Canadá y el Reino Unido. Estos son asuntos complejos que mi familia debe resolver, y aún queda mucho trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen decisiones en los próximos días».

Detrás de la aprobación

De acuerdo a una publicación del diario El Imparcial, los miembros de la monarquía temían que Meghan Markle acusara a la familia real de sexismo y racismo si no se aprobaba la solicitud del Príncipe Harry y de ella de reducir su estatus de alto rango en la realeza británica, según un informe, cita Fox News.

La Reina Isabel II aceptó oficialmente la impactante solicitud de la pareja a principios de esta semana después de celebrar una cumbre para discutir con su nieto Harry, pero el periodista del Sunday Times, Tom Bradby, cree que la aprobación de la mujer de 93 años podría haberse hecho por miedo.

Según el Sunday Times, Bradby afirmó que la reina temía que la exestrella de «Suits» llevara a cabo una «entrevista sin restricciones» donde posiblemente calificaría a la familia real de «racista y sexista».

 

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día

No olvides compartir en >>