Brasil ofreció ayuda para capturar a fugados de una cárcel de Paraguay

Brasil ofreció ayuda para capturar a fugados de una cárcel de Paraguay

Brasil ofreció ayuda para capturar a presos que se fugaron de una cárcel de Paraguay

Foto: Agencia

Brasil se manifestó “a disposición” para ayudar a las autoridades paraguayas a capturar a los 75 presos que se fugaron de una cárcel de ese país durante la madrugada.

“Estamos a disposición también para ayudar al Paraguay en la captura de esos criminales. Paraguay viene siendo un gran asociado en la lucha contra el crimen”, señaló Sergio Moro, ministro de Justicia, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El ministro informó que las autoridades brasileñas han reforzado la seguridad en las zonas fronterizas con Paraguay con el objetivo de impedir que los fugitivos, integrantes de la facción criminal Primer Comando de la Capital (PCC), vuelvan a entrar en el país.

“Si vuelven a Brasil, ganan un billete solo de ida a un presidio federal”, que son considerados de máxima seguridad, aseguró Moro en su publicación.

En ese sentido, más de 200 agentes policiales han reforzado las labores de vigilancia y seguridad en la frontera del estado brasileño de Mato Grosso do Sul con el departamento paraguayo de Amambay, donde está situado el presidio de Pedro Juan Caballero y desde donde los 75 detenidos se dieron a la fuga.

Esta tarde, la titular de Justicia de Paraguay, Cecilia Pérez, informó que todos los presos que escaparon son integrantes del PCC, el grupo criminal más poderoso de Brasil y que ha extendido sus tentáculos por todo el país y una parte de Sudamérica, sobre todo Paraguay y Bolivia.

La fuga se produjo durante la madrugada, supuestamente a través de un túnel excavado, si bien el ministro de Interior paraguayo, Euclides Acevedo, no descartó que se diera por la puerta principal y con la complicidad de las autoridades de la cárcel.

Ante esta posibilidad, Pérez afirmó que pondrá su cargo a disposición del presidente del país, Mario Abdo Benítez, al tiempo que anunció la destitución del director general de Establecimientos Penitenciarios, Joaquín González, y de otras autoridades carcelarias regionales.

Fundado en 1993 durante una rebelión en una cárcel de Sao Paulo, el PCC ha expandido en los últimos años su actividad al tráfico de drogas y armas, especialmente en las regiones fronterizas, y también al rentable robo de cargas y contrabando de combustible.

Vea el video AQUÍ

EFE/Con información de Infobae

No olvides compartir en >>