BELLAS y montadas en tiempo de crisis: El ingenio de las zulianas para hacerse un "cariñito"

BELLAS y montadas en tiempo de crisis: El ingenio de las zulianas para hacerse un «cariñito»

La mujer venezolana se ve en la obligación de recurrir al maquillaje réplica, y cambiar el look puede costar hasta 4 millones de bolívares

Venezuela se ha caracterizado por ser el país con las mujeres más bellas del mundo. Algunos dicen que por esa razón somos el segundo país con el mayor número de títulos de belleza internacionales. Aunque no sólo son los atributos físicos de lo que se presume, es admirable cómo  la mujer venezolana, a pesar de las distintas adversidades, se ha destacado por nunca descuidar su aspecto.

En un país con una economía evidentemente deteriorada, el momento de la mujer para comprar productos de belleza y «darse un cariñito» termina convirtiéndose en un dolor de cabeza.

La mujer venezolana se ve en la obligación de recurrir al maquillaje réplica, que es el que se consigue a un precio mucho más económico y aquel que abunda en el país. Productos básicos de este tipo como la máscara de pestañas, el polvo compacto y el labial, se pueden conseguir fácilmente en un precio de Bs. 300 mil, Bs 200 mil y Bs. 150 mil respectivamente. Una persona más aficionada al maquillaje, necesitaría un presupuesto mayor a un millón de bolívares, en caso de comprar productos como bases, correctores, rubores, paletas para contornos y demás.

Cabe destacar que, según estudios, los productos de maquillaje réplica son considerados nocivos para la salud de la piel, comprobándose que para su elaboración se utilizan sustancias como el plomo y el mercurio que, en la menor gravedad de los casos, pueden causar irritación, resequedad y brotes de acné.

No sólo sucede con los productos cosméticos utilizados para el rostro, sino también en el caso de aquellos destinados al cuidado del cabello como champús, acondicionadores y baños de crema, cuyos precios en marcas importadas se aproximan a los Bs. 656 mil.

Los cosméticos para el rostro de mejor calidad también son importados y, consecuentemente, vendidos en dólares. Productos de estas marcas son, regularmente, conseguidos en un precio de  $8 e incluso $30, resultando por razones lógicas a la situación económica venezolana, imposibles de costear.

Los servicios que se ofrecen en las peluquerías también se encuentran por las nubes, siendo el costo aproximado para un corte de puntas Bs. 245 mil y de un secado en Bs. 420 mil; en el caso de estar buscando un cambio de look, técnicas de moda como mechas y balayage podrían salir hasta en casi Bs. 4.000.000.00. Por otro lado, un servicio sencillo de manicura y pedicura alcanza el precio de Bs. 280 mil.

Sin embargo el costo de la depilación de cejas y bozo tiene un costo de 150 mil Bs , o calcualdo al dolar del momento, tambien existen otros tips de belleza  como las pestañas  postizas con la técnica pelo a pelo las cuales varían entre 20$ o 30$ y el mantenimiento que es cada dos semanas tiene un valor de 15$ dependiendo  el estilo que deseen.

No obstante si nos provoca hacernos ese cariñitos en  manicure y pedicure lo mas sencillo que puede conseguir va de 7$ a 10$ dependiendo los productos que utilicen en el sitio o el estilo de uñas que quieras llevar ese dia, un sistema postizo varia entre los 15$ y 20$ sin los accesorios adicionales que quieras agregarle.

Con la crisis económica agravándose y el sueldo mínimo satisfaciendo muy pobremente las necesidades básicas, adquirir este tipo de productos de cuidado estético termina siendo un lujo para más de una. La venta de productos imitación o réplica, por su parte, se sigue proliferando a un ritmo vertiginoso, provocando que se deje a un lado la salud con tal de cubrir las necesidades que mantener una buena imagen personal conllevan.

 

Yulied Sulbarán/Pasante

Noticia al Día

No olvides compartir en >>