Venezuela arrasa en el Clásico Internacional de hipismo

Venezuela arrasa en el Clásico Internacional de hipismo

Foto: Agencias

La sequía venezolana en el Clásico del Caribe se acabó con el más improbable de sus representantes. The Brother Slew, un batacazo de 92 dólares en la taquilla, derrotó al también criollo Gran Omero, en una emocionante prueba celebrada en el hipódromo de Gulfstream Park en Miami.

El tresañero entrenado por Paul Valery hizo caso omiso al incómodo puesto de pista 11 y salió a pelear la carrera desde el comienzo. Se ubicó detrás de la velocidad del boricua Papá Candelo y decidió en la recta final con la monta del mexicano Paco López. El hijo de Slews Tizzy soportó el remate de Gran Omero, que se arrimó a la baranda después de una mala partida y cayó con todos los honores. Al final de la prueba, el jinete Javier Castellano presentó reclamo por un presunto foul de su colega López, pero los comisarios del óvalo estadounidense desestimaron la petición.

El uno-dos de The Brother Slew y Gran Omero rompió con un bache de cinco años sin ganar el evento para la delegación criolla. Antes de este domingo, la yegua Ninfa del Cielo se impuso en la edición 2014, celebrada en La Rinconada.

La prueba

Con el retiro del mexicano Lopecitos, el lote del Clásico se redujo a 11 participantes. Y al dar la largada, el puertorriqueño Papá Candelo tomó el liderato, con el venezolano The Brother Slew y el panameño Turpin Time muy cerca. En los primeros metros, el mexicano Thibaut tuvo un tropiezo que lo hizo retrogradar y el criollo Gran Omero inició algo lento. El pupilo del stud Los Grandes corrió noveno hasta aproximarse a la última curva.

Cerca de girar el codo, Papá Candelo parecía escaparse, pero el jinete López de The Brother Slew lo atacó por fuera y tomó el liderato en la recta final. El fusta azteca- ganador del meeting de Gulfstream Park West- se percató del durísimo avance de Gran Omero por dentro y bajó desde afuera hasta algo más de mitad de cancha para cortar un poco la acción del conducido por Castellano. El cruce pareció existir, pero difícilmente el doble coronado se ganaba al entrenado por Paul Valery sin la maniobra de López. Fue lo que vieron los comisarios al desestimar el foul.

Tras la exacta venezolana, tercero llegó Turpin Time, completó la superfecta Papá Candelo y. Fix de Panamá cerró la pizarra.

Esta victoria es lo mejor que me pasó en la vida. Tener la oportunidad de ganar con este caballo y venir aquí a Gulfstream Park es un sueño hecho realidad”, dijo el entrenador Valery tras tomarse la foto con su ejemplar.

La victoria es apenas la segunda en siete salidas para The Brother Slew que pese a ser ganador de una en La Rinconada se fogueó antes del evento y figuró en varias selectivas. El tiempo del nuevo campeón caribeño fue 111.3 en los 1.800 metros.

Agencias

No olvides compartir en >>