“!Vayan a ver….creo que maté a mi hermano¡”, gritaba el fratricida a sus vecinos mientras corría huyendo

“¡Vayan a ver….creo que maté a mi hermano!”, gritaba el fratricida a sus vecinos mientras corría huyendo

En esta casa propiedad de Jhonny Bravo ocurrió el crimen

A las 12:30 del mediodía de ayer se encendieron las alarmas en el desolado barrio Unión Para El Progreso del municipio San Francisco, muy cerca de la urbanización El Soler. Una pelea entre borrachos culminó en tragedia luego que Jhonny Bravo Fuenmayor, de 37 años, matara a su hermano mayor Juan Carlos Bravo Fuenmayor, de 42.

El crimen ocurrió en una pequeña vivienda propiedad de Jhonny, quien trabaja como electricista. Al fondo de su casa residía Juan Carlos, conocido por sus destrezas reparando zapatos,  oficio que según su madre, realizaba desde hace años de manera ambulante por los sectores Suramérica Los Robles.

Para esta mujer, quien atendió a un equipo de reporteros en la casa de Jhonny, el menor de sus tres hijos y único indiciado en el crimen, el alcohol fue el causante de esa desgracia. Reveló que sus dos hijos no se la llevaban muy bien pero le atribuyó al aguardiente todo lo que ocurrió. “Ellos tomaban mucho. Mi hijo Jhonny llevaba cuatro días bebiendo aguardiente porque la mujer se le había ido. No se bien como ocurrió la matazón porque quienes se enteraron bien fueron los vecinos. Ellos dos estaban acompañados de otras cuatro personas, entre estos dos menores de edad que cocinaban. Luego que almorzaron se formó una discusión y luego la pelea”, comentó la madre de estos dos hombres.

Otra mujer intervino. Dijo ser pariente de los dos protagonistas de ese lamentable episodio sangriento. Aseguró que todo comenzó cuando uno de los amigos de Jhonny, a quien había invitado a su casa para tomar, almorzaba. Sentado en la mesa manifestó su inconformidad porque le habían servido poca comida. Juan Carlos, indignado intervino y le dijo que además de que le había robado a su hermano Jhonny hace días unos víveres que tenía en su casa le iba a reclamar porque no le dieron suficiente almuerzo.

Fue entonces cuando se formó una discusión y Juan Carlos golpeó al visitante. Allí intervino Jhonny. Quien exigía más comida salió agredido y salió de la casa en busca de apoyo. Al parecer la actitud de Juan Carlos no le gustó a Jhonny y ambos comenzaron a pelear. La madre de ambos recoció que a los dos le caía mal el licor, principalmente a Jhonny. Tanta ingesta lo ponía agresivo.

Presuntamente en ese ataque de ira tomó un destornillador y se lo enterró a su hermano en la cabeza, por la parte de arriba de una de sus orejas. Cuenta la progenitora de estos que su hijo cayó arrodillado frente a la casa de su hermano y allí murió.

Mientras ocurría, Jhonny, el homicida, corría huyendo gritándole a los vecinos, “¡Vayan a ver….creo que maté a mi hermano!”.

Aún no saben de su paradero. Funcionarios especialistas en homicidios se hacen cargo de las investigaciones. Desde ayer se entrevistan con testigos del crimen y algunos vecinos de la zona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticia al Día

No olvides compartir en >>