Robaron 27 libros de la Colección Pablo Neruda durante la toma de una sede universitaria en Chile

Robaron 27 libros de la Colección Pablo Neruda durante la toma de una sede universitaria en Chile

Robaron 27 libros de la Colección Pablo Neruda durante la toma de una sede universitaria en Chile

Foto: Reuters

El director jurídico de la Universidad de Chile, Fernando Molina, ha denunciado ante un tribunal el robo de 27 libros de Colección Pablo Neruda que estaban en la Casa Central de la universidad.

Según una investigación de Radio Bío-Bío, el pasado 3 de diciembre, funcionarios de la Universidad de Chile llegaron al Archivo Andrés Bello de la Casa Central y se percataron de que la puerta estaba forzada y de la desaparición de libros de colección del poeta y Premio Nobel Pablo Neruda, declarada patrimonio histórico nacional en agosto de 2009.

El robo se habría producido en el contexto de la «ocupación ilegal» en que estuvo la Universidad de Chile hasta el jueves pasado, por «supuestos estudiantes».

Lea también: Terroristas palestinos lanzaron tres cohetes contra Israel

Entre los libros sustraídos están el de Kircher Athanasius datado en 1667, dos de Michael de Montaigne fechados en 1724, entre otros de los siglos XIX y XX y primeras ediciones que Neruda coleccionó durante su vida. Cada libro sustraído podría superar un millón de pesos (más de mil euros) en el mercado negro.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, declaró el estado de emergencia en respuesta a las masivas protestas que estallaron el 17 de octubre contra la cuarta subida del precio del metro en pocos meses. Los manifestantes rápidamente asumieron otras reivindicaciones sociales, denunciando la desigualdad y reclamando una reforma constitucional.

Un centenar de detenidos

La Policía detuvo el viernes a 136 personas durante las violentas protestas en Santiago y otras ciudades en el día 50 desde que comenzó la crisis en Chile informó este sábado el gobierno, mientras que el número de personas con heridas oculares graves supera las 350.

El país registró violentes incidentes el viernes por la noche, estancado en la peor crisis social desde el retorno de la democracia.

Se registraron “11 eventos graves” entre saqueos e incendios en el comercio, ataques a comisarías, y un autobús del transporte público quemado, y que dejó a nivel nacional “un saldo de aprehendidos de 136”, 14 más que la jornada anterior según indicó un balance de la jornada entregado por la Subsecretaría del Interior.

Uno de los hechos más relevantes fue el incendio que se registró por tercera vez desde iniciada la crisis en una antigua casona patrimonial, sede de la Universidad Pedro de Valdivia, ubicada cerca de plaza Italia, epicentro de las manifestaciones en Santiago. Miles de personas se reunieron en esta zona el viernes en una concentración pacífica.

Pero alrededor de la protesta, centenares de encapuchados se enfrentaron a la Policía, en un hecho que se repitió en ciudades como Valparaíso (centro) y Concepción (sur) dejando 63 heridos entre civiles y uniformados.

En tanto, las lesiones oculares que han sufrido los manifestantes en las protestas alcanzaron las 352 desde el inicio de la crisis según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). Dos de ellas quedaron ciegas producto de balines y perdigones.

La Policía se comprometió hace dos semanas a dejar de utilizar este tipo de armamento no letal, pero los heridos en los ojos han seguido creciendo, según estiman organizaciones humanitarias. “Coincidimos con la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH), hay conductas reiterativas en orden al uso y abuso de escopetas antidisturbios”, sostuvo Sergio Micco, director del INDH.

«Coincidimos que estamos frente a una situación de denuncias sobre violaciones graves a los derechos humanos», agregó Micco, en línea con las críticas de organizaciones como Human Right Watch (HRW) y la CIDH por las quejas de manifestantes ante el excesivo uso de la fuerza por parte de agentes de seguridad del estado.

Desde el 18 de octubre, cuando comenzó la crisis tras la toma de estudiantes de estaciones del metro de Santiago en rechazo al incremento del precio de la tarifa, han muerto 23 personas y miles resultaron heridas.

Infobae / AFP / Europa Press

No olvides compartir en >>