Narwhal, el "perro unicornio" abandonado, fue adoptado

Narwhal, el «perro unicornio» abandonado, fue adoptado por la dueña del refugio

Narwhal, el "perro unicornio" abandonado, fue adoptado por la dueña del refugio

Foto: macthepitbull

Por su condición física el cachorro fue abandonado en el frío y rescatado por la organización Mac’s Mission en Missouri, Estados Unidos. Su historia se volvió viral.

El «pequeño unicornio mágico y peludo», lleva el nombre de «Narwhal», una rara ballena ártica que tiene un largo colmillo sobresaliente en su rostro. El cachorro fue encontrado el sábado pasado junto a otro perro mayor por personal del refugio Mac’s Mission en Missouri, Estados Unidos.

Leer más noticias: Narwhal «el perro unicornio» se gana el amor de todos en las redes

Se diferencia del resto de los cachorros por haber nacido con una cola en su frente. Desde que se publicó su historia las imágenes se hicieron virales y llegó a recibir más de 300 solicitudes de adopción para llevarse a casa a Narwhal.

Sin embargo, también hubo algunas amenazas contra este pequeño golden retriever, lo que llevó a la organización a retirar el ofrecimiento de adopción. No solo por el cariño que le tomaron en este tiempo sino porque además debido a la gran cantidad de solicitudes el personal no pueden evaluar de forma adecuada a cada uno de ellos para elegir a su familia adoptiva.

Entonces, Rochelle Steffen la dueña del refugio de animales que se especializa en ayudar perros que hayan sufrido abusos, que estén lastimados o que tengan algún defecto de nacimiento que podría causarles la muerte si no son atendidos, decidió quedarse con el pequeño.

«No tenía la intención de adoptarlo, no quería un cachorro», dijo Steffen al sitio de noticias locales de Missouri. «Pero no es solo mi decisión, todos en el refugio nos enamoramos de Narwhal. Dios lo ha mando a mí», agregó la fundadora de Mac’s Mission.

El «perro unicornio» se recupera de un principio de congelación en una de sus patitas. A su vez, fue sometido a un estudio de rayos X que determinó que la cola no está conectada a nada, no le causa dolor y, por lo tanto, no es necesario operarla. «No lo molesta para nada y nunca se cansa, como cualquier cachorro normal», dijeron en el refugio.

 

This post is one of the most important I have ever written and it kinda goes side by side with the semi matching one…

Posted by Rochelle Steffen on Tuesday, November 26, 2019

El Clarín

No olvides compartir en >>