Merriam-Webster elige pronombre neutro como palabra del año

Merriam-Webster elige pronombre neutro como palabra del año

Una palabra común pero cada vez más influyente y utilizada, “ellos” como pronombre personal neutro, ha recibido su propia distinción.

Los expertos en lenguaje en Merriam-Webster declararon al pronombre personal su palabra del año basándose en un incremento del 313% en las búsquedas en su cibersitio, Merriam-Webster.com, este año frente a 2018.

“Tengo que decir que me sorprende”, dijo Peter Sokolowski, lexicógrafo y editor de Merriam-Webster, antes del anuncio del martes. “Es una palabra que todos conocemos y amamos. Mucha gente está hablando sobre esta palabra”.

Sokolowski y su equipo monitorearon repuntes en la búsqueda de “they” (“ellos”, empleado como pronombre neutro) en enero, con la irrupción de Oslo Grace, que se identifica como transgénero no binario, en las principales pasarelas de moda de todo el mundo, tanto femeninas como masculinas.

En abril se produjo otro incremento cuando Pramila Jayapal, congresista demócrata por Washington, se emocionó al hablar de su hijo de género no binario durante una vista de un comité de la Cámara de Representantes en el que abogaba por una legislación sobre derechos LGBTQ. Otro gran repunte se produjo en septiembre, cuando la estrella del pop Sam Smith escribió en redes sociales que se identificaría con el pronombre neutro.

Merriam-Webster añadió recientemente una nueva definición a su diccionario online para reflejar el uso de este pronombre para personas cuya identidad de género es no binaria. En octubre, la Asociación Estadounidense de Psicología respaldó la utilización de “ellos” como pronombre de tercera persona del singular en su última guía de estilo para reportes.

Sokolowski dijo a The Associated Press que “ellos”, uno de los pronombres no binarios surgidos en los últimos años, está “aquí para quedarse”. Nick Adams, director de representación transgénero del grupo GLAAD de defensa de la comunidad LGBTQ, calificó la elección de Merriam-Webster como un paso positivo en el reconocimiento de la gente que no se autopercibe como hombre ni como mujer.

¿Y los finalistas de la elección de Merriam-Webster?

Incluyen “quid pro quo”, “impeach” (“recusar”) y “crawdad” (“cangrejo de río”), esta última aparece en el título de la exitosa novela de ventas de Delia Evans, “Where the Crawdads Sing”. Entre las 10 primeras están también “egregious” (“ofensivo”), “clemency” (“clemencia”) y “the” (pronombre de tercera persona del singular), cuyas búsquedas se incrementaron notablemente cuando La Universidad Estatal de Ohio intentó patentar sin éxito la palabra para proteger su dominio.

Entre las palabras más consultadas del año estuvo también “snitty” (“molesto”), que fue pronunciada por el secretario de Justicia de Estados Unidos, William Barr, en referencia a una carta de Robert Mueller sobre el resumen que Barr hizo sobre su reporte.

Y hay que agradecer al columnista del Washington Post George Will la inclusión en la lista de “tergiversation” (“tergiversación”), que fue la palabra más buscada el 24 de enero luego de incluirla en un artículo sobre Lindsey Graham.

Las palabras “camp” and “exculcate” (“exculpar”) completaron la lista.

Noticia al Día/AP

No olvides compartir en >>