La entrevista más sincera de Brad Pitt: el actor charló con Anthony Hopkins de su alcoholismo y sus errores

La entrevista más sincera de Brad Pitt: el actor charló con Anthony Hopkins de su alcoholismo y sus errores

Imagen: Agencias

Brad Pitt es un actor receloso de su intimidad. Desde que se separó de Angelina Jolie a fines de 2016, son pocos los detalles que ha compartido de su ruptura, y al hablar con los reporteros, esquiva con talento las cuestiones sentimentales, y restringe las respuestas a lo estrictamente profesional.

Por eso, las declaraciones de su última entrevista sorprendieron a sus seguidores en todo el mundo.

En un encuentro organizado por la revista Interview, el actor se enfrentó a su pasado. Habló de sus errores, de su lucha contra el alcohol, y de su dificultad para mostrar sus sentimientos. Lo hizo quizás motivado por la empatía de su interlocutor: su viejo amigo y antiguo compañero de rodajes Anthony Hopkins.

Sin periodistas, ni editores o productores a cargo de las preguntas, los actores se sinceraron y de inmediato, el encuentro dejó de ser una rígida entrevista periodística para convertirse en una charla distendida entre amigos. Y ese clima de confianza y familiaridad llevó a los actores a reflexionar abiertamente sobre su pasado.

Imagen: Agencias

“Me estoy dando cuenta, como acto de perdón hacia mí mismo, que valoro los pasos en falso que he dado», comenzó Brad Pitt. “Las elecciones que he hecho de las que no estoy orgulloso, porque me proporcionaron algo de sabiduría. No puedes tener lo uno sin lo otro”, añadió.

Anthony Hopkins le miró, y sin rodeos innecesarios entre amigos, le preguntó por sus problemas con la bebida. “He leído que has tenido problemas con el alcohol”, comentó. “Lo vi como una manera de escapar”, respondió Brad Pitt.

Ya en septiembre, en una entrevista con The New York Times, el protagonista de Pecados Capitales y El club de la pelea reveló que su adicción a la bebida fue uno de los motivos que destruyó su matrimonio. Explicó que durante un año y medio asistió a Alcohólicos Anónimos con hombres que “se abrían y eran honestos” de una forma que él nunca había escuchado.

Ahora, dijo durante la charla con Hopkins, cuando mira al pasado con cierta perspectiva, cree que en los tiempos que corren la gente se ha vuelto demasiado dura y crítica ante las situaciones vulnerables de los demás.

“Creo que estamos viviendo un momento en el que somos extremadamente críticos y rápidos a la hora de tratar a las personas como si fueran desechables”, opinó Brad Pitt. “Siempre le hemos dado una gran importancia al error. Nuestras debilidades, nuestra vergüenza. Pero el siguiente movimiento, lo que haces después del error, es lo que realmente define a una persona”, añadió.

Imagen: Archivo

Hopkins coincidió con su reflexión y reveló que lleva 45 años rehabilitado del alcoholismo.

«No sé por qué bebí. Ahora miro hacia atrás y pienso: ‘Hice cosas malas, pero todo fue, en cierto modo por una razón. Es extraño mirar hacia atrás y pensar: ‘Dios, hice todas esas cosas’. Pero es como si hubiera una voz interior que dice: ‘Se acabó. Hecho. Siga adelante’”, reflexionó el actor de 81 años.

«No estuvo mal, pero no quiero volver a hacerlo. Entonces causé daño y pido disculpas a las personas por hacer lo que hice. Forma parte de estar vivo. Hay que olvidar y simplemente seguir hacia delante”, concluyó Hopkins.

“No he llorado en 20 años”

Aprovechando la intimidad del momento, Anthony Hopkins no dejó pasar la oportunidad y ahondó en la aparente fortaleza de Brad Pitt, que difícilmente muestra en público sus sentimientos.

“¿Lloras a menudo?”, le preguntó.

“Soy famoso por ser no-llorón. ¿Eso es una palabra? No he llorado en 20 años y ahora, en esta última etapa, me encuentro más conmovido. Conmovido por mis hijos, conmovido por mis amigos, conmovido por las noticias. Simplemente conmovido”, contestó el protagonista de Malditos Bastardos. «Creo que es una buena señal. No sé dónde me lleva, pero pienso que es una buena señal”, añadió.

“A medida que envejezcas, descubrirás que solo quieres llorar», contestó Hopkins. «No se trata de dolor, se trata de la gloria de la vida”, sentenció.

 Infobae

No olvides compartir en >>