Francisco, el falconiano que vio crecer al Zulia, cumple hoy 100 años y revela el secreto de su longevidad

Francisco, el falconiano que vio crecer al Zulia, cumple hoy 100 años y revela el secreto de su longevidad

Francisco José Uriola es un falconiano que cumple 100 años hoy, eso no es un melón, diría un maracucho, a su paso es mucho camino el que ha recorrido y mucha agua que ha dejado pasar, pero sigue estando entre sus familiares, celebrando una nueva vuelta al sol y contando el secreto de su longevidad.

Muchos podrían pensar que para llegar a esta edad se necesita de cuidados extremos y minuciosos, empezando por una dieta llevada al pie de la letra. Sin embargo, para Francisco esto no fue tan necesario gracias a que sus raíces falconianas, específicamente de Coro, lo acostumbraron a disfrutar de un plato tan simple con arepas acompañado de  un vaso de leche de cabra, lo cual cataloga como «el secreto de su eterna juventud».

Francisco  nació en la comunidad de Arenales, ubicada en la parroquia Guzmán Guillermo, municipio Miranda del Estado Falcón. Tuvo tres hermanos de la relación de sus padres, Ignacio Antonio Medina y María Uriola, cuyos nombres son Ignacio Antonio, Guillermo y Emilia. Por su parte, tuvo nueve hijas con su esposa actual, Ada Arrias, quien hoy sigue estando a su lado con 82 años de edad.

A los doce años, Francisco se mudó al estado Zulia, y, a pesar de no ser oriundo de allí, siempre lo ha considerado como su hogar. El 1 de julio de 1961, Francisco comienza a trabajar en la Alcaldía de Maracaibo, que para ese entonces era el Concejo Municipal de Maracaibo. Allí, trabajó en el Departamento de Catástrofe, donde desempeñó su cargo hasta diciembre de 1997. Además, en enero de 1986, tuvo el honor de recibir el conferimiento de la Orden San Sebastián en su segunda clase, gracias a sus ejemplares 25 años de servicio. Por ello, según su familia, siempre se ha caracterizado por ser un hombre fuertemente centrado y trabajador.

Foto cortesía

Uno de sus pasatiempos favoritos era sentarse  todos los días en el frente de su casa a leer el periódico con una taza de café, y, por lo tanto, fue un martirio para él cuando los medios impresos dejaron de circular en papel. Según una de sus hijas, Francisco aún no se logra adaptar a las «nuevas tecnologías», afirmando que «no es posible que en una ciudad tan grande no haya posibilidad de comunicarse».

Con sus cien años de vida recién cumplidos, Francisco es la prueba viviente de que la vida se disfruta a pesar de las adversidades, gozando diariamente de la compañía y las risas que le brindan sus ocurrentes bisnietos, de conversar con sus vecinos y de cosas tan simples como ver la televisión en su tiempo libre. Si algo se tiene por seguro, es que Francisco seguirá regocijándose en el amor que tiene su familia para brindarle, viviendo sus días con optimismo y júbilo.

Desde la sala de redacción de NAD, le deseamos un feliz cumpleaños al señor Francisco Uriola, al lado de sus hijos, nietos, bisnietos, amigos y seres queridos.

Pasantes: Yulied Sulbarán/Beliza Rada/Rossana Torreblanca

Noticia Al Día

No olvides compartir en >>