Declaran inocente a un cocodrilo que creían había asesinado a un hombre para devorárselo

Declaran inocente a un cocodrilo que creían había asesinado a un hombre para devorárselo

El escalofriante hallazgo el pasado verano de la mano y el pie de un hombre cuyo cadáver estaba aferrado a las fauces del cocodrilo que lo ingirió, ha encontrado un desenlace insólito.

Aunque se especulaba que Michael Ford, el difunto de 45 años, había fallecido por el ataque del gigantesco reptil o tal vez por ahogamiento, desde un principio las autoridades de vida silvestre de la Florida advirtieron que solo los resultados finales de toxicología podrían determinar la forma exacta en que perdió la vida.

Tras una pesquisa de casi seis meses, finalmente esta semana fueron desvelados los resultados de la autopsia conducida por la Oficina del Médico Forense del Condado Polk, la localidad donde aconteció aquella tragedia.

Y el cocodrilo que medía casi 12 pies de largo y pesaba alrededor de 450 libras, no fue el culpable, informaron medios locales.

El informe médico cita como causa del deceso “intoxicación de metanfetamina”, según el canal local WTSP-10News, el cual explica que, según el examen forense, el ataque del cocodrilo se produjo después de la muerte de la víctima.

NBC News también obtuvo las conclusiones de la autopsia y cita al médico forense distrital Stephen Nelson, quien dictaminó que “la forma de muerte fue accidental”.

“Las lesiones y amputaciones del difunto carecen de suficiente sangre asociada para sugerir que se hicieron mientras estaba vivo”, escribió Nelson, de acuerdo con la publicación de NBC.

Después que se descubrió el cadáver del hombre, agentes de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC) capturaron y sacrificaron al animal para efectuar la necropsia.

Según la investigación policial, el cuerpo sin vida de Ford fue hallado a finales de junio flotando en el agua de un canal, a 60 millas de Tampa, por un empleado de la zona quien declaró a las autoridades que el animal tenía aferrada a sus fauces una parte del cadáver, informó entonces el periódico The Ledger.

Pese a las nuevas revelaciones, aún se desconoce por qué Ford se encontraba en esa zona, informaron los medios. La Policía había declarado meses atrás que incautó un camión que encontraron junto al canal y que pertenecía a un amigo del difunto.

La metanfetamina es una droga estimulante, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU en su página web.

“Una sobredosis aguda de metanfetaminas ocurre cuando alguien toma esta droga por accidente o intencionalmente y tiene efectos secundarios. Estos efectos secundarios pueden ser mortales”, señala esta autoridad médica.

No es la primera vez que un individuo que muere por sobredosis de metanfetamina, conocida en la calle como cristal, es luego devorado parcialmente por una bestia salvaje.

En febrero pasado, los expertos forenses determinaron que William Lee Henry, de 30 años, cuyo cuerpo soportó una “depredación animal postmortem extensa” causada por las garras de un oso, ya estaba muerto cuando el mamífero carnívoro se topó con su cadáver en el Parque Nacional Great Smoky Mountains, informó el diario USA Today.

Noticia al Día/Nuevo Herald

No olvides compartir en >>