Cómo conservar las hallacas en medio del racionamiento de 6 x 6 horas (+ Infografía)

Cómo conservar las hallacas en medio del racionamiento de 6 x 6 horas (+ Infografía)

Arte: Argelia Nuñez

Las hallacas son el plato navideño por excelencia del venezolano. Normalmente se preparan días antes de la noche buena y se mantienen listas para el momento de la cena, incluso, las que quedan de las festividades se guardan en el refrigerador hasta unos meses más.

Tradicionalmente, las familias disponían de dos a tres días de preparación para armar las hallacas. El guiso se maceraba en la nevera de un día para otro y horas antes del armado, se limpiaban las hojas, se amasaba la masa y se picaban las verduras de decoración.

Como en una mesa de ensamblaje, a cada miembro de la familia se le asignaba una tarea diferente y en la cadena de relevo se producía más de 100 hallacas que después de cocinarse, se guardaban en la nevera para utilizarlas más adelante.

Este año los maracaiberos se quedaron pensando si hacer las hallacas o no, pues desde comprar los costosos ingredientes, sumado a los cortes eléctricos que les impide refrigerar adecuadamente los alimentos, tiene a más de uno indeciso para adelantar la tradicional cena.

Luego de cocidas, las hallacas se dejan enfriar y se pueden guardar en la nevera hasta por un mes, algunos las congelan para que duren más. Sin embargo, en la Ciudad del Sol Amada, las expectativas son inciertas.

Foto: Noticia al Día

“No creo poder hacer hallacas este año, los ingredientes están muy caros y cómo las guardo si casi nunca tengo luz” exclamó la señora Tarcira Monroy, una vendedora de golosinas que aunque no sabe preparar las hallacas, ayuda a su familia con el trabajo del amarrado todos los años.

Por otro lado, en una cola de gasolina, la señora Marly Portillo explica que las hallacas tienen una duración de hasta 6 meses si se congelan, sin embargo alegó que con los problemas eléctricos que vive la ciudad, es preferible hacerlas “contaditas” para evitar que se dañen por estar mal refrigeradas.

Foto: Noticia al Día

Los hombres también dan la talla a la hora de hacer hallacas. El señor Luis Contreras es quién las prepara en su casa, todos los años se reúne con su familia para el ritual tradicional del plato navideño. En su experiencia, las hallacas tienen un tiempo de duración de 10 días como máximo, en una nevera y en condiciones normales y aseguró que a temperatura ambiente solo de un día para otro, debido a su relleno, que es muy delicado y propenso a dañarse con facilidad.

Para lograr mantener conservadas las hallacas en tiempos de racionamiento, Noticia al Día recopiló algunos tips que puedes implementar para ahorrarte un dolor de cabeza en estas navidades:

¿Cómo manipular los alimentos durante las fiestas?

– Limpia adecuadamente las hojas. Son un importante foco de contaminación, pues aún cuando están soasadas, la limpieza recontamina la superficie de la hoja.
-Evite aquellas que estén húmedas, pues esa humedad es un ambiente propicio para el desarrollo de hongos.
– Si es usted mismo quien las lava, recuerde cambiar con frecuencia el paño que utiliza.
– Almacene adecuadamente el guiso si lo hace desde el día anterior. Si decide que el guiso se almacene de un día para otro, por favor hágalo a baja temperatura en su refrigerador.
– Lavarse las manos antes, durante y después de manipular los alimentos.
– Utilice varias tablas para picar los ingredientes y evitar la contaminación cruzada.
-Lave muy bien todos los ingredientes.

¿Como conservar los alimentos en el congelador?

1) Enfría primero, y luego congela
Evita congelar los alimentos calientes, porque solo aumentará la temperatura de tu congelador y podría causar que otros alimentos comiencen a descongelarse.

2) Si lo descongelaste, no lo vuelvas a congelar
Nunca vuelvas a congelar algo que haya sido descongelado. No importa si la comida estaba congelada cruda y después fue cocinada, para mayor seguridad es mejor no volver a congelarla.

3) Protege la comida
Asegúrate de envolver adecuadamente los alimentos y/o colocarlos en recipientes sellados, de lo contrario la comida puede quemarse por el frío.

4) Administra las porciones
Congela los alimentos en porciones prácticas. No vas a querer descongelar todo un lomo entero o un guiso lo suficientemente grande para alimentar a ocho cuando sólo estás alimentando a una familia de tres.

5) Si dudas, a la basura
De lo contrario a lo que muchas piensan, la congelación no mata las bacterias. Si no estás seguro de cuánto tiempo algo ha estado congelado, o estás un poco preocupada de que algo haya sido descongelado, no corras ningún riesgo: tíralo a la basura.

6) Congélalos frescos
No congeles comida vieja porque no quieres botarla; la idea de congelar los alimentos es mantenerlos en un estado óptimo para la próxima vez que los vayas a comer.

7) En caso de emergencia, ¡tranquila!
Si se fue la luz o piensas que el congelador se ha apagado en algún momento, no abras la puerta. Los alimentos permanecerán congelados en el congelador durante unas 24 horas, dándote tiempo para solucionar el problema.

¿Cómo recalentar las hallacas?

Refrigeradas

– Tradicional: esta forma consiste en colocar en una olla suficientemente profunda agua y un punto de sal a hervir. Una vez que rompe el hervor, colocamos las hallacas y las dejamos ahí unos 20 minutos, aproximadamente.
Transcurrido el tiempo las sacamos y las dejamos enfriar unos minutos. Las deshojamos y las servimos.
– Recalentar hallacas al vapor: esta forma aunque menos conocida que la tradicional también es una excelente manera de calentar nuestro manjar. Debemos colocar las hallacas en una olla en baño de maría en hervor, aproximadamente 35 minutos.
Cuando hayan pasado los minutos, las sacamos y las dejamos reposar, las deshojamos y servimos.
– Recalentar hallacas en microondas: la tecnología nos ha facilitado la vida de manera increíble. Nuestro tradicional plato también puede ser calentado en el microondas, aunque los más ortodoxos se nieguen a intentarlo.
Lo que tenemos que hacer es verter en un plato un poco de agua y la hallaca. La metemos a calentar a máxima potencia durante 3 minutos, la volteamos y la volvemos a calentar durante 3 minutos más.
Es una manera más rápida y sencilla en caso de que tengamos mucha hambre.

Congeladas

– Tradicional: al igual que cuando las hallacas están refrigeradas, la forma tradicional consiste en poner una olla con agua y sal a hervir y luego introducirlas durante 45 minutos, aproximadamente.
– Al vapor: de igual manera pasa con este proceso, se colocan en baño de maría por aproximadamente una hora.

Si de hallacas se trata, es importante que deje a la vista esas que fueron recalentadas y no se consumieron, pues al tratarse de un guiso con tantos ingredientes, es muy sensible a descomposición. A diferencia del proceso de congelar, si se trata de hallacas congeladas, no las descongele, caliéntelas directamente en agua hirviendo y si el trabajo previo se hizo de forma adecuada, estarán como recién hechas y sin poner en riesgo la de su familia. Jamás se descongela a temperatura ambiente.

Como dato curioso, los maracaiberos coincidieron que la hallaca es la más esperada del año y la controversia de los ingredientes son opcionales, sin embargo ratificaron que la verdadera hallaca maracucha no lleva zanahoria, tomate ni huevo.

Infografía: Argelia Nuñez

 

Any Vargas

Noticia al Día

No olvides compartir en >>