Capitán del Esmad que disparó a Dilan: "Fui yo quien accionó la escopeta"

Capitán del Esmad que disparó a Dilan durante protestas en Colombia: «Fui yo quien accionó la escopeta»

Capitán del Esmad que disparó a Dilan: "Fui yo quien accionó la escopeta"

Foto: Agencia

Ya se conoce parte del presunto testimonio del funcionario del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) implicado en la muerte del joven Dilan Cruz, quien murió de un tiro en la cabeza el pasado 23 de noviembre durante las protestas en Colombia.

El Diario El Tiempo publicó parte de las declaraciones del funcionario, quien es capitán del Esmad, identificado con el número 003478, con 15 años de servicio y 200 procedimientos con este grupo antidisturbios.

El capitán insiste en que siguió protocolos e instrucciones por radio de tres superiores: el comandante del Esmad, coronel Néstor Raúl Cepeda; el subcomandante de la Metropolitana, Javier Martín Gámez, y el de la región móvil antidisturbio 1, mayor Jhon Alexánder Socha.

Lea también: Presentarán pruebas a la CPI de que Óscar Pérez fue víctima de una «ejecución extrajudicial»

Según reseña El Tiempo, un compañero contó que había llegado el viernes anterior a Bogotá tras una larga jornada de operativos en Nariño y Cauca.

Todos creían que tendrían descanso, pero por la situación, que incluyó un toque de queda, se suspendieron licencias y vacaciones en toda la Fuerza Pública.

Por eso fueron citados el sábado y en el armerillo eligieron de manera aleatoria su equipamiento. Solo dos del escuadrón portaban escopeta calibre 12: el capitán y un suboficial.

“A las 14:40 horas, mi coronel Javier Martín Gámez, subcomandante de la Policía Metropolitana, vía radial ordena al señor mayor John Alexánder Socha, comandante del dispositivo del Esmad, intervenir y realizar la dispersión de estas personas, quien a su vez me ordena avanzar e intervenir la aglomeración debido al gran número de personas que intentaban afectar la catedral y generar actos violentos (…), fue necesario hacer uso de la fuerza por medio del lanzamiento de granadas de aturdimiento, gas y cartucho de impacto (…). El procedimiento que se realizó sin novedad”, asegura el capitán.

Casi una hora después, él y sus 19 hombres –17 patrulleros y 2 suboficiales– recibieron la orden de ir hacia la sede del Icetex.

“Al pasar la carrera 5.ª se incrementa el lanzamiento de objetos contundentes contra el Esmad. En esos momentos, frente a nosotros se produce una explosión. De inmediato, se lanzan gases ya que los agresores se encuentran a poca distancia (…). Somos atacados desde los costados y, al acercarnos a la calle 19 con 4.ª, observo cómo varias personas que cubren sus rostros lanzan elementos contundentes, y ante el incremento en la agresión y la detección de este nuevo peligro inminente, tomo la decisión de disparar una munición de impacto contra los agresores”.

Y aquí empieza a narrar el momento que, según ha dicho, truncó su vida para siempre y hoy lo tiene con soporte psicológico y bajo investigación.

Al instante se observa que una persona cae al suelo, tratamos de acercarnos para socorrerlo, pero las personas se agrupan rápidamente impidiéndolo. Los primeros auxilios son brindados de forma inmediata por funcionarios de la Alcaldía, Personería Distrital y otros ciudadanos”, se lee en el documento.

El capitán añadió en otro relato –revelado por EL TIEMPO– que apuntó a las piernas de un grupo y que Dilan Cruz se atravesó en la línea de fuego: “El estudiante corría agachado, lo que hace que reciba el impacto en la cabeza”.

Además, dijo que, desde su radio, pidió en 4 ocasiones una ambulancia y desde un principio admitió su responsabilidad: “Fui yo quien accionó la escopeta”.

En su defensa también asegura que en al menos tres ocasiones bajó la escopeta, porque los muchachos que bloqueaban la calle 19 con carrera 4.ª estaban a menos de 30 metros.

El oficial, al que solo le figura una sanción –por no dejar una minuta de un CAI a su cargo–, asegura que siguió los pasos previstos en protocolos. El primero fue el diálogo con la personera Esmeralda Caro Gómez y con gestores sociales sobre el bloqueo, y la presencia del grupo de jóvenes. Tras agotar ese paso, dijo: “Mi coronel me dice que proceda”.

Después, se usaron gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento, y luego, la escopeta.

Dilan Cruz falleció el 25 de noviembre. Su caso conmovió a la comunidad nacional e internacional.

 

El Tiempo 

No olvides compartir en >>