Arrestan a hombre por actos racistas en derbi de Manchester

Arrestan a hombre por actos racistas en derbi de Manchester

Foto. Agencias

La policía interroga a un hombre sospechoso de actos racistas el domingo, un día después de que las imágenes de televisión captaran a un aficionado insultar directamente a jugadores del Manchester Unit ed durante el partido por la Liga Premier en casa del Manchester City.

El incidente se registró en el segundo tiempo de la victoria del United de 2-1 en el derbi de Manchester.

“La policía recibió un reporte respecto a un aficionado que hacía gestos y sonidos presuntamente racistas a los jugadores durante el derbi entre el Manchester City y el Manchester United”, indicó la policía de Manchester en un comunicado.

El cuerpo de seguridad agregó que un hombre de 41 años fue arrestado bajo sospecha de cometer un delito racialmente agravado contra el orden público y permanece detenido para ser interrogado.

Fred y el extremo Jesse Lingard, jugadores del United, fueron las víctimas de los insultos discriminatorios y de proyectiles lanzados en su contra en el Estadio Etihad, incluyendo a un hincha aparentemente imitando a un mono cuando el mediocampista brasileño se aprestaba a cobrar un tiro de esquina.

“Ninguna forma de racismo tiene cabida en el fútbol ni en nuestra sociedad, y espero que este arresto demuestre que estamos tomando este asunto extremadamente en serio”, señaló el jefe de la policía de Manchester, Chris Hill. “Seguiremos trabajando con los clubes Manchester City y Manchester United sobre este incidente y tomaremos en cuenta cualquier otra línea de investigación”.

Las cámaras mostraron a Fred agachado en la cancha tocándose la nuca después de haber sido golpeado por proyectiles. El brasileño de 26 años habló con el árbitro sobre las agresiones.

“Gracias a Dios que tengo muchos amigos en el vestuario que fueron a abrazarme, como Lingard”, dijo Fred a ESPN. “No quiero pensar en ello. Mejor seguir”.

Otro incidente racista registrado el mismo sábado en el fútbol inglés obligó a un árbitro a suspender momentáneamente un partido de la cuarta división.

Luego que un aficionado del club Forest Green Rovers lanzara insultos racistas a un jugador del Scunthorpe durante el duelo de la Liga Dos, el árbitro John Busby habló con ambos técnicos y posteriormente se informó al público por los altavoces del estadio que el encuentro sería detenido.

El aficionado involucrado fue rápidamente identificado y se lanzó una investigación de inmediato. El club Forest Green Rovers prometió que el agresor recibirá un veto de por vida del estadio.

Agencias

No olvides compartir en >>