Viernes Negro, el regalo de Navidad para el comercio de Cúcuta

Viernes Negro, el regalo de Navidad para el comercio de Cúcuta

Foto: Agencias

Cúcuta no fue la misma ayer gracias al Viernes Negro. Ni siquiera cuando los venezolanos tenían el cupo Cadivi se había visto un fenómeno igual.

Las calles del centro se volvieron peatonales con la masiva afluencia de compradores, quienes querían aprovechar todas  las ofertas y los descuentos prometidos por el comercio.

El sector comercial abrió desde las 7 de la mañana y durante todo el día estuvo al tope de clientes.

Quienes más aprovecharon los descuentos fueron los venezolanos que llegaron a la ciudad desde la noche anterior. Algunos se albergaron en hoteles y otros pasaron la noche en los parques del centro.

La jornada benefició a todos los sectores de la economía cucuteña, empezando por las casas de cambios.

Norma Núñez, al igual que cientos de venezolanos, traía dólares para cambiar a pesos y luego ir a comprar con tranquilidad.

La oferta de la divisa hizo que en  las casas de cambio, en los alrededores del parque Santander, se extendieran largas filas, al igual que las agencias de giros internacionales.

Mientras tanto, los centros comerciales de la zona como el Oití, Plaza de los Andes y Alejandría desbordaron su capacidad de visitantes como nunca antes se había vistoen muchos años.

Claudia Arguello, administradora del Oití, explicó que tuvieron que cerrar por momentos las puertas principales de centro comercial, para facilitar la movilidad en el interior del establecimiento.

Según Arguello, el 70 % de sus clientes son venezolanos y teniendo en cuenta este factor habilitaron el servicio de ‘guardamaletas’ con capacidad de 700 cupos.

“El comprador venezolano ya se acomodó y espera este tipo de ferias para venir a comprar”, agregó.

Desde el jueves, el establecimiento decidió arrancar las promociones con un madrugón, dirigido a los mayoristas, para evitar más congestión.

El centro comercial llegó a una capacidad de 8.000 o  9.000 personas, según los cálculos de la administradora.

Arguello explicó que las horas pico de compra fueron las 7:00 a.m, 9:00 a.m. y 1:00 p.m . Sin embargo, los compradores cucuteños y los de los pueblos dejaron para comprar a las 4:00 p.m.

Por su parte, Mónica Díaz Barbosa, coordinadora Calza Centro de Alejandría, explicó que la mayor parte de los usuarios de este centro comercial son venezolanos.

Según Barbosa, la gran mayoría de estos clientes viene buscando zapatos, por lo que los comerciantes se prepararon desde octubre ofreciendo los mismos productos que van al interior del país.

“Sabemos que los venezolanos sacan sus remesas y las invierten acá mismo porque pese a que en su país hay opciones de compra, no tienen la misma variedad”, agregó.

Según Barbosa, muchas de estas personas están derivando sus sustento llevando productos desde Cúcuta para venderlos al por mayor.

La coordinadora explicó que normalmente la afluencia de público en Alejandría está entre 4.000 y 5.000 personas y el día pico de compras es el sábado.

“Ayer, se pudieron observar cerca de 10.000 y 12.000 personas”, agregó.

El sector hotelero de la ciudad fue el otro gran ganador la jornada de este viernes.

Los visitantes, principalmente venezolanos, reservaron sus habitaciones para el jueves y el viernes, llenando la ocupación de la ciudad al 94 %, según la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), capítulo Norte de Santander.

Su directora Sandra Mendoza explicó que esta fecha superó todas las expectativas, pues para el pasado 28 de noviembre la ocupación solo llegó al 67 %.

El gremio tiene 1.500 habitaciones registradas.

Según Mendoza, la dinámica fue muy positiva porque Cúcuta no es temporada alta en Navidad para el sector hotelero.

“Es un panorama muy atípico, que sabemos es motivado por los visitantes venezolanos, para el sector ha sido muy positivo, pero tenemos claro que en cualquier momento la situación del vecino país puede cambiar”, agregó.

Empresas de taxis pierden

En contravía, las empresas de taxis vivieron un día con más pérdidas, que ganancias.

Aunque la solicitud de móviles se disparó ayer, la congestión por las principales calles de Cúcuta y del centro hizo imposible la movilidad para los carros.

Nicolás Pineda, director de Taxsatel, explicó que en vista del difícil tráfico, los taxistas prefirieron trabajar por su propia cuenta y cobrar sus carreras basados en el tiempo que tardaban por carrera y no por taxímetro.

“En estas temporadas prefieren no usar taxímetros, ni empresas que los controlen. Aunque en la ciudad se manejan trayectos cortos, un taxista por una distancia de $4.000 puede durar hasta una hora debido al colapso de tiempo, eso en costo-beneficio, para el conductor no es nada viable”, agregó.

En ese sentido, Pineda señaló que el área metropolitana de Cúcuta debe actualizar la tabla de precios del taxímetro, que desde 2016 no se ha cambiado y señaló que es necesario una campaña de sensibilización sobre el uso de esta herramienta.

Casas de cambio se fortalecen en dólares

Este viernes sirvió para confirmar el terreno que ya ganó el dólar frente al bolívar, en el poder adquisitivo de los venezolanos.

En las casas de cambio del centro de la ciudad, el precio de compra de esta divisa fluctuó entre los $2.700 y los $2.900.

La oferta casi que superaba la demanda de pesos ayer, pero los cambistas ya estaban preparados para la dinámica.

Juan Fernando González Campo, presidente de la junta directiva de la Asociación de Profesionales del Cambio de Norte de Santander, explicó que aunque es difícil consolidar cifras en un gremio tan grande, hubo un aumento sustancial en los volúmenes de compra.

Según González, el 99 % de las operaciones hoy son en dólares a pesos, lo que les da más estabilidad a los cambistas.

“Eso nos abre un nuevo mercado, en años anteriores nadie quería comprar bolívares porque era muy difícil venderlos, el gremio estaba preparado y sabíamos que iban a llevar muchos dólares”, agregó.

El líder gremial señaló que el dólar es una moneda con relativa estabilidad y tiene más salida porque la gente compra dólares para viajar y para ahorrar, además de tener más demanda en otras ciudades.

Señaló que las expectativas para el fin de semana y fin de año son buenas.

Centros comerciales para todos los gustos

La cantidad de compradores fue suficiente para llegar hasta los centros comerciales Unicentro, Ventura Plaza y Jardín Plaza.

Diego Yáñez, gerente del Ventura Plaza, explicó que el establecimiento se mantuvo todo el día con muy buen tráfico y gran redención en compras, por lo que decidieron premiar a sus clientes con concursos.

Según Yáñez, el año pasado entraron cerca de 113.550 personas en todo el día, el triple de un día con mayor tráfico en promedio.

Este año, según cálculos del centro comercial, la afluencia aumentó en un 20 %.

Las expectativas del Ventura Plaza estuvieron puestas en la jornada de la tarde, pues algunas empresas de la ciudad dieron a sus empleados la tarde libre.

Yáñez explicó que a las 9:30 a.m el centro comercial tenía el parqueadero lleno al 100 %.

Además, decidieron extender el horario de atención hasta las 12:00 a.m.

Por su parte, Carmen Elisa Ortíz, gerente de Unicentro, explicó que todas las marcas se unieron a la jornada de descuentos y tuvieron que traer mercancía adicional.

Según Ortíz, desde las 7:00 a.m el centro comercial tenía cerca de 7.600 personas haciendo filas para entrar.

Además, señaló que según la percepción de los comerciantes, un buen porcentaje de los compradores que estuvieron ayer era venezolano.

Gladys Navarro, directora de regional de la Federación Nacional de Comerciantes, explicó que el año pasado Cúcuta aumentó sus ventas en el 1.000 % teniendo en cuenta que el promedio nacional fue del 630 %,

Este año, el gremio tenía previsto que aumentara en un 30 % más.

La Opinión

No olvides compartir en >>