Fiscalía colombiana confirma que son ocho los niños muertos en operativo

Fiscalía colombiana confirma que son ocho los niños muertos en operativo militar

Foto: Agencia/ Guillermo Botero, ministro de Defensa.

A raiz la confirmación de la muerte de ocho menores de edad, tras un bombardeo del Ejército Nacional a un campamento de las disidencias de las Farc en San Vicente del Caguán, la Fiscalía General de la Nación abrió una indagación preliminar para establecer si hubo posible responsabilidad de miembros de la fuerza pública.

La Fiscalía agregó que «por la complejidad de los estudios requeridos, ese mismo día el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses conformó un equipo interdisciplinario de médicos forenses, antropólogos, técnico de rayos X, balísticos, odontólogos y genetistas. Los análisis médicos legales aún no han concluido. Hasta ahora se han identificado 15 cuerpos (8 menores de edad y 7 adultos), y 2 más permanecen sin identificar»

La muerte de los menores, entre 12 y 17 años, generó un debate de moción de censura en el Senado contra el ministro de defensa, Guillermo Botero, liderado por el senador Roy Ba

«El 2 de septiembre de 2019 el fiscal del caso recibió los reportes de las Fuerzas Militares y el material probatorio recogido en el sitio por funcionarios de la Dijin de la Policía Nacional, que dan cuenta de la recuperación de varios cuerpos sin vida y la incautación de 15 armas de fuego entre fusiles, ametralladoras y pistolas, cartuchos, proveedores y otros elementos como dispositivos electrónicos», reza un comunicado del ente acusador.

En el bombardeo, que se produjo a finales de agosto, murió José Marín Ramírez, alias Gildardo o el Cucho y otros 13 miembros del grupo residual. Hasta la fecha, el fiscal del caso ha autorizado la entrega a sus familiares de 10 cuerpos identificados.

El ministro Botero planteó que la Fiscalía determinará cuál es la responsabilidad de quienes actuaron en ese operativo ya que, según el congresista Barreras, faltan otros cuatro cuerpos por identificar debido a que quedaron destrozados tras el bombardeo.

 

El Heraldo 

No olvides compartir en >>