Buñuelos de yuca Venezolanos

Buñuelos de yuca Venezolanos

Foto: Agencia

¿Crees que ya probaste la yuca en todas sus facetas? aquí encontraras nuevas formas y métodos para hacer de este alimento un delicioso y distinguido postre.

Los buñuelos de yuca son una especialidad que ha sido reconocida desde hace muchísimo tiempo por ser servidos como el cierre perfecto a una comida venezolana o el postre que las abuelas sirven a sus nietos (sin importar su edad), con mucho amor y cariño, en las meriendas.

Este suculento postre es muy popular en la región centro-occidental y en los llanos, donde los preparan a partir de la yuca y se endulzan con miel o melado de papelón. Además, pueden ser acompañados con queso para darle un mayor gusto al paladar.

Aquí te enseñamos cómo…

Melado de papelón:

  • 500 gramos de papelón en pedazos pequeños(Si el papelón es muy oscuro puede reemplazarse por azúcar, alrededor 1/3 ó 1/4 de su peso).
  • 2 tazas de agua.
  • 12 clavos de especia.

Buñuelos:

  • 3/4 de kilo de yuca.
  • 6 tazas de agua.
  • 3 cucharaditas de sal.
  • 1/3 de taza de queso blanco duro, tipo llanero, rallado.
  • 1 huevo.
  • 1 taza de aceite para freír.

Para preparar el melado de papelón, se coloca en una olla grande (para que no se derrame al hervir) el papelón en trocitos con las 2 tazas de agua y los clavos, se lleva a un hervor y se cocina a fuego fuerte unos 18 a 20 minutos o hasta que las gotas caigan lentamente de una cuchara de madera formando una pequeña hebra. Cuando llegue a ese punto, se retira del fuego, se cuela inmediatamente por un colador de alambre, para eliminar los clavos e impurezas, y se pone aparte.

Mientras tanto, se procede a pelar la yuca, para después cortarla en pedazos y quitarle la vena central u otras partes duras. Seguidamente, se lavan y se ponen al fuego en una olla con agua que la cubra, aproximadamente 6 tazas de agua, para cocinarse por 30 minutos. Al finalizar ese tiempo, se le agregan las 3 cucharaditas de sal, y se continúa cocinando hasta ablandar, por alrededor de 30 minutos más.

Al culminar este tiempo, se retira la yuca del fuego, se escurre y se coloca aparte hasta que enfríe un poco para luego molerse junto con el queso en una máquina de moler maíz.

En otro lado, se agrega el resultado de tal mezcla en un envase y, junto a un huevo, se mezcla muy bien hasta que el huevo se incorpore completamente a la masa y se forme una pasta homogénea. Se comprueba la sal y se coloca aparte para reposar.

En un caldero pequeño, se agrega suficiente aceite a calentar de modo que puedan flotar en él los buñuelos.

Para hacer los buñuelos, se toma con la punta de los dedos mojados, o con una cuchara, un poquito de la mezcla y se dejan caer en el aceite caliente uno a uno ayudándose con otra cuchara. Eso sí, evitando darles forma o alisarlos. Lo ideal es que estos queden de forma irregular.

Al freír los buñuelos, que no se deben freír muchos a la vez, hay que estar dándoles vueltas con una cuchara perforada hasta que estén bien dorados. Es decir, unos 3 minutos aproximadamente.

Luego de ello, se sacan del caldero, escurriéndoles muy bien, y se colocan sobre un colador de alambre forrado interiormente con papel absorbente para eliminarles el exceso de grasa.

Ya para servirlos, los buñuelos se colocan en un plato profundo y se bañan con el melado de papelón caliente para darle el toque final a esta delicia de postre casero.

Noticia Al Día /VX

No olvides compartir en >>