Al joven muerto en Mi Esperanza le prendieron fuego por una deuda

Ajuste de cuentas: Al joven muerto en Mi Esperanza le prendieron fuego por una deuda (+Fotos)

Foto: José López

Un ajuste de cuentas fue el detonante de la tragedia que se registró en la calle 84 del barrio Mi Esperanza, parroquia Luis Hurtado Higuera, al suroeste de Maracaibo, donde el incendio de una humilde vivienda causó la muerte de Jesús Manuel Vásquez Bastidas, de 18 años.

En el hecho también resultaron heridas la adolescente Yulexis del Carmen Mejías Ocanto (16), novia del joven fallecido y Jania Mendoza Albarrán (24), quien se debate entre la vida y la muerte en la Unidad de Quemados del Hospital Coromoto, tras sufrir quemaduras de gravedad en el 45% de su cuerpo y contraer una infección.

En tiempo récord los detectives del eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) de la subdelegación Maracaibo, lograron esclarecer el extraño suceso.

Fuentes de este organismo aseguraron que la víctima era un maleante que tenía «deudas y rencillas con otros mafiosos», lo que llevó a sus enemigos a cobrarse lo pendiente, «las jóvenes no tenían nada que ver, estaban en el lugar y momento equivocado» aclararon los informantes.

Esta versión fue reforzada con las declaraciones de algunos familiares de las afectadas, quienes aseguraron que cerca de la medianoche del jueves pasado, hace una semana, se encontraban ellos tres durmiendo en el pequeño inmueble de dos piezas, cuando una llamarada y una intensa nube de humo cubrieron el lugar.

Los vecinos alarmados corrieron a tratar de socorrer a las víctimas, pero el único que no logró escapar del fuego fue Vásquez, quien quedó calcinado en una esquina de la casa.

«Eso fue un incendio provocado porque Yulexy olía a gasolina cuando la sacamos de ahí», dijo una allegada, quien afirmó que el fallecido vivía allí con las muchachas desde hace poco tiempo, de hecho «no era de la zona», acotó, mientras aclaró que él llegó a ese sector hace apenas dos meses aproximadamente.

Hasta los momentos no hay detenidos por este crimen, pues testigos aseguraron no haber visto al causante o los causantes de este incendio debido a que para el momento en que ocurrió, toda la comunidad estaba a oscuras, sin electricidad.

Trascendió que Vásquez trabajaba como carretillero en MERCASUR y Jania atiende un abasto ubicado a escasos metros de la vivienda quemada, donde sus allegados rezan para que se recupere.

Noticia al Día

Fotos: José López / NAD

No olvides compartir en >>