Adiós hallacas: Ni con 100 dólares tendrás un buen banquete navideño

Adiós hallacas: Ni con 100 dólares tendrás un buen banquete navideño

La crisis que padece Venezuela ha mermado el poder de compra de los venezolanos, cuyo salario mínimo mensual es de 300 mil bolívares.

Navidad que vuelve, tradición del año. Unos van alegres y otros van llorando”, un fragmento de la popular canción de la Orquesta Billo’s Caracas Boys, que acostumbra a darle el toque de alegría a las familias venezolanas en la época decembrina.

En el Zulia la Navidad empieza desde la bajada de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá el último fin de semana de octubre. Ya para estas fechas la casa olía a guiso de una buena hallaca preparada en familia, en medio de la mesa de la cocina donde cada miembro complica un rol específico para elaborarla.

“Antes que llegara diciembre ya uno se aburría de comer tanta hallaca y este año no sé si pueda llevarme una a la boca antes que se acabe el año”, lamentó Alberto Rincón, un sexagenario habitante de Santa Lucía.

Lea también: La CRISIS adorna fachadas de HOGARES venezolanos, y no hay reales para hacerles un cariñito en Navidad

Aparte de una buena hallaca, se planificaba con anticipación todo lo que incluye una buena mesa para navidad: un buen mantel, pan de jamón, nueces, pernil, uvas, ponche de crema, cajas de cerveza y hasta botellas de Whisky engalanaban las mesas. Sin dejar de pasar por alto el popular hervido para el 25 de diciembre y el 1 de enero.

No podía dejarse pasar la alegría y el regocijo que trae escuchar una gaita de esas que llegan hasta el alma y que te hacen sentir cada día más maracucho. No se dejaba de hablar de los estrenos para el 24 y 31, ni de la emoción que daba comprar los regalos para los más pequeños.

Lea también: Santa también se dolarizó: Así están los precios de los juguetes para Navidad

Sin embargo, hoy son más los venezolanos que, en vez de sentir la reconocida alegría propia que caracteriza el mes de diciembre, les invade la sensación de anhelo, preocupación y desesperanza al pensar cuánto les costará celebrar las fiestas de este año junto a sus seres queridos.

La crisis económica y escasez es lo que predomina en los hogares. A pesar de esto, el espíritu festivo que caracteriza al criollo parece prevalecer: todavía hay quien espera con ansias y hace las inversiones necesarias para garantizarse gozar de la llegada de nochebuena y del próspero año nuevo.

Noticia al Día salió a las calles marabinas a recorrer algunos establecimientos para promediar cuánto cuesta pasar una buena cena navideña.

Los precios de algunos productos son los siguientes:

La harina pan amarilla para las hallacas cuesta 27.000 mil bolívares mientras que la harina pan blanca y harina Juana 30.000 mil y 26.500 mil bolívares respectivamente. El onoto 11.500 bolívares. Asimismo, la hoja de bijao 71.500 bolívares, las alcaparras de 1 kilo su precio es de 219.858 mil bolívares, las aceitunas de medio kilo 146 mil bolívares, una hallaca ya hecha 80 mil bolívares; el pernil entero de 8.300 kg 158 mil bolívares,  el pavo entero por kilo 178 mil bolívares, cada caja de pasticho cuesta entre 21 y  23 mil bolívares; el kilo de gallina 59 mil bolívares. El litro de aceite entre 37 y 50 mil bolívares.

El kilo de uvas 245 mil bolívares; las manzanas 26 mil bolívares cada una; 1kg de ciruelas pasas 200 mil bolívares; las pasas sin semillas por kilo 114.000 mil bolívares. La pequeña bola de jamón 350 mil bolívares y el pan de jamón 140 mil bolívares. La leche condesada 60 mil bolívares. El panetón 50 mil bolívares, ponqué navideño por kilo 114.000 mil bolívares. El ponche crema preparado 299 mil bolívares; el catado vino blanco 139 mil y el vinotinto 60 mil bolívares; el cacique 170 mil  la Pepsi de dos litros y Coca-Cola de dos litros 35.500 mil.

Una caja de cervezas cuesta 350 mil bolívares mientras que una botella de Whisky puede costar 892 mil bolívares.

Para pasar una Navidad a todo dar llenando la mesa de todos los sabores que trae consigo está época decembrina; los venezolanos tienen que hacer maniobras ante los elevados costos. Bien sea por punto de venta, pago en efectivo o al cambio del dólar.

Francys Medrano / Noticia al Día 

No olvides compartir en >>