5 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco

5 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco

El vinagre blanco es un producto que suele estar presente en la cocina. Se suele utilizar para lavar y desinfectar la lechuga, antes de preparar una ensalada. Ahora bien, ¿sabías que también puede ser útil a la hora de limpiar el baño?

Por cuestiones de higiene y seguridad, la limpieza y desinfección del baño es una de esas tareas del hogar que no debemos descuidar. Por tanto, esta se debe hacer varias veces a la semana, apoyada de algún producto que ayude a reducir la presencia de los microorganismos que allí se acumulan.

Cuando no tenemos productos de limpieza en casa, podemos recurrir al vinagre de manzana y otras soluciones naturales que pueden tener buenos resultados si se aplican correctamente. Además de ser desinfectante, aporta brillo a las superficies.

A continuación te presentamos 6 formas de limpiar tu baño con este producto.

 Vinagre blanco y agua para desinfectar el inodoro

Por razones obvias, el inodoro es una de las partes de la casa que más bacterias y suciedad acumula. Una solución simple para blanquearlo y, sobre todo, reducir la presencia de patógenos es empleando una buena cantidad de vinagre blanco.

Para desinfectar tu inodoro, rocía la taza de vinagre por todas las superficies del mismo y déjalo actuar entre 15 y 20 minutos. Pasado este tiempo, frótalo con el cepillo y enjuaga.

Vinagre blanco para abrillantar espejos

El baño del espejo suele ensuciarse con el polvo, pasta dental y muchas otras partículas. Para no volver a usar el limpia cristales prueba con una simple mezcla de vinagre blanco y agua. Esta solución funcionará igual o mejor que el producto comercial.

Materiales

½ taza de vinagre blanco (125 ml).

½ taza de agua (125 ml).

1 frasco con atomizador.

1 hoja de papel de periódico.

Procedimiento

Para sacar brillo a tu espejo, diluye el vinagre blanco en el agua y  después viértelo en el frasco con atomizador.

A continuación, rocía los espejos con el líquido y por último retira los excesos con una hoja de papel de periódico.

Con bicarbonato de sodio para limpiar la bañera

Uso tras uso, la bañera se va manchando por la humedad y los productos de higiene que utilizamos en su interior. Para recuperar su brillo y limpieza, utiliza vinagre sin diluir, o mezclado con un poco de bicarbonato de sodio.

Materiales

1 esponja.

½ taza de vinagre blanco (125 ml).

1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g).

Procedimiento

Para comenzar, mezcla el bicarbonato de sodio con el vinagre blanco y luego aplícalo sobre la superficie de la bañera usando una esponja.

Después déjalo actuar algunos minutos y enjuaga finalmente para un resultado brillante.

Con agua para devolverle la luminosidad a los azulejos

Los azulejos pierden su brillo por culpa de la humedad y los hongos que se van formando en sus pequeñas ranuras. Si deseas que luzcan impecables, frótalos una vez al mes con una sencilla solución de vinagre blanco natural.

Materiales

1 paño.

½ taza de agua (125 ml).

1 frasco con atomizador.

1 taza de vinagre blanco (250 ml).

Procedimiento

A la hora de abrillantar tus azulejos, diluye en primer lugar el vinagre blanco en la media taza de agua y viértelo en el frasco con atomizador.

A continuación, rocía los azulejos y luego pásales un paño limpio para eliminar la suciedad.

Con limón para abrillantar los grifos

Tanto el grifo de la ducha como el del lavamanos se van ensuciando y pierden el brillo debido a la humedad y los productos con los que entran en contacto. Recupera su brillo y desinféctalos con una solución de limón y vinagre.

Materiales

1 limón.

½ taza de vinagre (125 ml).

1 cepillo de dientes usado.

Procedimiento

Primeramente, exprime el zumo de limón sobre el vinagre.

Después mézclalo y frótalo sobre los grifos con la ayuda de un cepillo de dientes.

Luego retíralo con un paño y notarás que lucen perfectos.

Bicarbonato de sodio, limón y vinagre para desinfectar el lavamanos

Sobre el lavamanos dejamos muchas bacterias cuando nos cepillamos la boca, o bien, cuando nos enjuagamos las manos. Lamentablemente, si a esto le sumamos los restos de productos que va acumulando sin que lo notemos a simple vista, estamos ante una parte del baño muy sucia y contaminada.

Es común que percibas que se está empezando a manchar o que despide olores desagradables. Si es así, prueba la siguiente solución.

Materiales

1 limón.

1 esponja.

½ taza de agua (125 ml).

1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g).

¼ de taza de vinagre blanco (62 ml).

Procedimiento

Exprime el zumo de limón y mézclalo en un recipiente con el bicarbonato de sodio, el vinagre blanco y la media taza de agua.

A continuación, sumerge una esponja en la solución y frótala sobre toda la superficie del lavamanos.

Finalmente, enjuaga después de algunos minutos.

Como puedes notar,el vinagre blanco es un ingrediente multiuso en lo que tiene que se refiere a la limpieza del hogar. Pruébalo y empieza a usarlo como una alternativa simple y ecológica para mantener tu baño en las mejores condiciones cuando no tienes productos de limpieza a mano.

 

Mejor con salud

No olvides compartir en >>