Venezolanas en Argentina: "venimos del futuro" noticia al dia

Venezolanos migrantes en Argentina: «Venimos del futuro»

Relatan cómo se vive en la cuna del Tango, que todo no es tan malo como lo pintan, y lo que harían si regresa el kirchnerismo

Buscar una mejor calidad de vida, fue la motivación principal de muchos venezolanos que decidieron emigrar a distintos puntos de Latinoamérica. Con maleta en mano y dejando todo lo que conocían con rumbo hacia nuevos horizontes, los hermanos venezolanos atravesaron la odisea de instalarse en tierras ajenas tratando de estabilizarse, pero temen volver a la situación que ya vivieron en su país natal.

Argentina es  uno  de los destinos que escogen los profesionales venezolanos, debido a la economía implementada por el gobierno del presidente Mauricio Macri, el cual les brindaba las oportunidades para surgir, sin embargo, el país fue punto focal de un Dejavú internacional, luego de conocerse la victoria del candidato izquierdista, Alberto Fernández , en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). Los migrantes venezolanos, revivieron lo que padecieron en Venezuela y pronosticaron los escenarios futuros ante la victoria del kirchnerismo.

Linersy García (periodísta), Rosana Barrera (Periodísta) e Ivette Zabala (abogada, profesora y funcionario público (poder judicial venezolano), son profesionales venezolanas que se encuentran en Argentina, y cuentan a Noticia Al Día, desde los ojos de una vendedora, una Marketing Mánager y una Abogada (en Argentina), respectivamente,  cómo se vive en carne propia la adaptación a una nueva vida y la influencia de las PASO para los inmigrantes en medio de lo que ahora es  su segunda casa. No se fueron de su país porque querían, solo les tocó huir de lo que calificaron como una pesadilla.

 

Para conseguir trabajo legalmente en otro país, un inmigrante debe cumplir con ciertos requisitos. Rosana nos cuenta que, para ella, encontrar empleo fue muy complicado: «Estuve casi tres meses sin nada que hacer. Mi primer trabajo fue como barista, en un café, los fines de semana, donde también labora mi hermana. Después, la cajera que estaba renunció y me cedieron el puesto por cuatro meses. Luego por referencias conseguí trabajo en una empresa de tecnología, donde tenían una vacante en Marketing (cargo que ejercía en Venezuela)». Por su parte, Linersy, relata que obtener un trabajo con su profesión le fue muy difícil, porque en cada entrevista fue rechazada por su edad. «Con 23 años, mi edad es un inconveniente para los puestos; aquí la gente no se gradúa tan joven, se gradúa después de los 25(años)», comentó.

Documentación para el trabajo

Según Barrera,  para trabajar en Argentina necesitas un CUIT (La Clave Única de Identificación Tributaria), similar a lo que es un RIF en Venezuela. «Cuando estés en el proceso de gestión para solicitar el DNI, en ese mismo momento también puedes solicitar el CUIT provisional, es un proceso bastante sencillo», alegó.

En el caso de Linersy, nos comenta que obtuvo su cita para el DNI (Documento Nacional de Identidad) rápidamente.“A los dos días de estar en Argentina ya tenía mi precaria, permitiéndome conseguir un trabajo medianamente bien”, agregó. También, recomienda tener todos los papeles posibles al día, puesto que normalmente este asunto es más complejo de lo parece. A la mayoría de personas les ha tocado buscar trabajos en negro (mal remunerados), ya que no tienen papeles.

Tipos de trabajo, Salario y remuneración

Comentó que en lo laboral, la situación resulta ser muy homogénea para todos. «si eres profesional y te dedicas a las plataforma digitales, tienes muchas oportunidades y más si eres ingeniero, se considera que los ingenieros venezolanos son los  que están mejor posicionados en Argentina, ganan más de 100 mil pesos», explicó. Al mismo tiempo añadió: «Con trabajos de oficina estarías ganando ´bien´, pero no te alcanza para mucho. Otro ejemplo, es la cocina: ganas más dinero pero no tienes tanto tiempo para hacer otras cosas».

Por su parte, García explicó que existen tres clasificaciones laborales, el trabajo en blanco, en gris y en negro. «Un trabajo en blanco es el que está totalmente bajo el marco de la legalidad, adquieres un recibo de pago salarial, es decir, el  sueldo fijo mensual  aparece reflejado en un voucher,  el seguro médico,  prestaciones y aguinaldos. Obtienes todo lo que un trabajador debe recibir según la ley» ,dijo.

Seguidamente, aclaró: «Si estas en gris puedes tener un salario en blanco, pero, no recibes los aportes de tu seguro social, tienes un recibo de sueldo sin gozar de un seguro como tal. En el peor de los casos, tenemos el trabajo en negro, donde no obtienes un recibo, ni mucho menos seguro social. Prácticamente no tienes nada; todo es de boca, te botan del trabajo y la ley no vela por ti, todo lo acuerdas con tu jefe, por el simple hecho de no tener papeles”.

Independientemente en el trabajo donde estés, puedes obtener los mismos beneficios, es decir, “La ley de Argentina protege y ampara a los inmigrantes, como al propio ciudadano argentino, estamos bien pero no podemos tener lujos o demasiada recreación, es como lo justo”, comenta Rosana.

Calcular un salario como tal, es más complicado de lo que parece,  ya que depende de varios factores como el horario de trabajo, tipo de trabajo. Por ejemplo, Linersy afirma: «Si trabajas en negro, en una tienda de ropa, posiblemente ganes 12 mil pesos que son menos de 300 dólares, y en blanco podrías ganar 20 mil pesos que son un poco más de 400 dólares».

Gastos de mantenimiento

En Buenos Aires, un alquiler puede costar 9 mil pesos como mínimo, según García. Añadió: «Si ganas sueldo mínimo, esa cantidad de dinero no te permitirá subsistir, pues un mercado puede rebasar los 2 mil pesos y mucho mas». Para comer en un mes, dependiendo de la cantidad de personas, un inmigrante necesitaría un mínimo  de 7 mil pesos, además de los gastos que tienes que cubrir, entre arriendo, expensas (agua potable y condominio), electricidad, gas, internet y hasta la SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico), que es la tarjeta que se utiliza para el transporte público de Buenos Aires, en total podrían gastar más de 20 mil pesos al mes.

12.500 pesos, equivalentes a 210 dólares, es el monto que las venezolanas calculan como sueldo mínimo, sin embargo, alegan que resulta poco común que una persona devengue sueldo mínimo en Argentina, «es muy bajo», comentan. Aunque con esa cantidad se podría costear el alquiler de un apartamento, pero únicamente el alquiler, esto no incluye condominio ni servicios.  La alimentación también tiene su estimado, por su parte las venezolanas calculan que su cesta básica mensual ronda entre los 5.000 y 8.000 pesos argentinos.

Incertidumbre después del inesperado resultado de las PASO

Después de las elecciones primarias presidenciales, también llamadas primarias, el juego cambió para  muchos. Días después de lo acontecido hubo un “freno” en cuanto a inversiones y proyectos, puesto que, se deben esperar resultados finales para el mes de octubre. Históricamente en Argentina se estima que si pierdes en las PASO con tanta diferencia como lo hizo Mauricio Macri, es muy probable que no gane en la segunda vuelta. Cara a octubre no se pinta un buen panorama socio-económico, y probablemente si gana el Kichnerismo, los que tengan la posibilidad de salir del país, lo harán, opinó Barrera.

La realidad que se percibe en el país es de mucha incertidumbre. “El dólar aumentó porque muchas personas empezaron a comprar dólares, pero esta todo frenado, nadie quiere invertir”, agregó Linersy.

Al día siguiente de las PASO, el dólar tuvo un incremento  muy fuerte,  lo que estaba en 40 subió a 60, para muchos fue una situación alarmante debido a que esto ocasionó una inestabilidad en el mercado, generó desempleo, el precio de la comida aumentó, y también el precio de los arriendos.

Algunos productos aumentaron y otros se mantuvieron, pero para Rosana lo más grave lo padecieron las empresas privadas. “En la empresa donde trabajo, la facturación se vio bastante afectada, tanto, que mis jefes están considerando hacer ajustes si es necesario, y esos ajustes significan despidos o, en su defecto, disminuir la carga horaria para poder mantenerse en la empresa”.

“A los demás no nos queda otra opción que esperar, pero te aseguro que a la primera mala jugada del gobierno, nos vamos a querer ir”, acotó.

Rosana comenta que antes de las paso compraba el queso  en 99 pesos argentinos y después de las elecciones lo compró en 124 pesos. Todo lo importado aumentó proporcional al dólar, en Argentina la industria alimentaria es nacional, por eso no se percibe el aumento de precios en esos productos, pero se alejan las posibilidades de poder comprar un teléfono e inclusive algún par de zapatos importados.

De por si la situación ya es difícil para un inmigrante, y si las empresas privadas se ven afectadas, serán los más afectados.

 Medidas de gobierno

En lo que respecta al uso de las tarjetas de crédito, en Argentina, la mayoría de las personas la utilizan con mucha frecuencia, valiéndose de las mismas  para pagar en 12 cómodas cuotas por un largo plazo de tiempo pudiendo llegar hasta un año. «pagan cualquier cosa, desde un abrigo hasta un cepillo de dientes,  (teniendo en cuenta que los pesos valen cada vez menos), se devalúan y eso no parece importarles», comenta Linersy.

Por otra parte, agregó, que los habitantes pagan casi todo con sus tarjetas de crédito, la gente aparentemente está “obsesionada” con eso y gastan más de lo que pueden pagar. Los límites determinados dependen  directamente del sueldo que ganes, un sistema similar al de los bancos en Venezuela.

Las medidas son aparentemente «livianas», en  caso de querer obtener dinero en efectivo puedes retirar un máximo de 5 mil pesos a diario. Sin embargo, existe un control de cambio, debido a que instauraron nuevamente el “cepo cambiario”, que es el control de cambio en Argentina y  solo te permite comprar 10 mil dólares mensuales.

Dentro de todo el contexto de la situación que están viviendo los venezolanos en Argentina, aunque exclaman que su posición no es del todo desfavorable sienten que reviven los tristes recuerdos del comienzo de lo que algún día fue Venezuela. «Los venezolanos somos guerreros, venimos del futuro».

 

Veronica Ostos/Any Vargas

Fotos: Cortesía José Marquéz Lam

Noticia al Día

 

No olvides compartir en >>