Una resistencia que nunca acaba (Yudith Aular de Durán)

Una resistencia que nunca acaba (Yudith Aular de Durán)

Desde la fundación de la ilustre Universidad del Zulia, en 1891, y su reapertura en los tiempos de Lossada, en 1946, la defensa de los derechos de nuestros aborígenes ha sido uno de los cimientos para incluir en nuestra plantilla académica a esta comunidad que nos ha dado tanto.

Este 12 de octubre, Día de la Resistencia Indígena, a 527 años de la llegada de Cristóbal Colón al continente, reafirmo mi compromiso a seguir abriendo las puertas a todo aquel hermano indígena que desee realizar estudios universitarios, pero no solo ello, también ayudarlos en la prosecución de sus estudios y a superar el choque cultural que muchas veces les impide la evolución exitosa de su carrera.

Lamentablemente en estos tiempos de coyuntura económica, nuestras etnias wayúu, yukpa, japreira y las otras que convergen en esta casa de estudios se han visto obligadas a abandonar las aulas para dedicarse a trabajar, incluso fuera de nuestras fronteras, y así mejorar su calidad de vida.

Aunque LUZ mantiene abierta sus puertas para todo aquel indígena que desee adentrarse en el saber, hemos notado que uno de los problemas que más afecta a esta comunidad es el traslado desde sus hogares al recinto universitario, por lo que la matrícula estudiantil ha bajado considerablemente.

Anteriormente contábamos con una flota de buses que llegaba a los municipios foráneos como Machiques de Perijá, Rosario de Perijá, Guajira y los municipios del Sur del Lago de Maracaibo, pero todo ha disminuido y casi imposibilitado motivado a los costos exagerados en cuanto a la reparación de las unidades, impidiendo que se apoye el traslado de nuestros estudiantes de aquellas zonas..

Mi compromiso adquirido desde mi gestión como secretaria y ahora como vicerrectora académica con los estudiantes indígenas, no ha disminuido. Todas nuestras etnias aborígenes son consideradas población vulnerable y representan un legado cultural valioso para nuestro país.

Seguiremos trabajando con visión de futuro, en la búsqueda de alternativas que permitan brindarles a nuestros estudiantes indígenas una formación académica de excelencia, a pesar de las dificultades que vivimos en nuestro país.

 

Dra. Judith Aular de Durán

Vicerrectora Académica de LUZ

[email protected]

No olvides compartir en >>