Pies descalzos: Demanda de calzado en Venezuela se desplomó a 0.5% por habitante

Pies descalzos: Demanda de calzado en Venezuela se desplomó a 0.5% por habitante

La hiperinflación ha golpeado tan severamente a los empresarios del calzado que ha reducido su capacidad operativa por debajo del diez por ciento en comparación con los niveles de esa actividad de hace dos años.

Así lo revela Luigi Pisella Misuraca,  presidente de la Cámara de la Industria del Calzado, quien estuvo en Barquisimeto acompañando al presidente de Conindustria, Adán Celis Michelena, en la gira  que éste cumple por todo el país promocionando la Ruta, el programa para promover y defender la empresa privada.

Hasta hace dos años la demanda del consumidor era de 2.2 pares de zapato, pero el  poder adquisitivo de los venezolanos se ha reducido a tal extremo que hoy es de 0, 5 por cada habitante. Por lo cual, una persona espera hasta dos años para adquirir un par de zapatos.

En la época escolar, el promedio era de cuatro pares, pero ese número descendió a 0, 8 en promedio.

El número de trabajadores también ha mermado, ya que de 70 mil personas que estaban laborando hace un par de años se ha llegado aproximadamente 27 mil.

En 1998 había 500 empresas fabricantes de calzado y hoy funcionan unas 150. No hay posibilidad de que se produzca un repunte mientras persista la situación económica.

Por otra parte, la industria ha sido afectada por la importación ilegal, ya que  quienes actúan de ese modo no pagan los aranceles a los que están obligados los empresarios que están apegados a la ley. Cuando se obra de ese modo, se favorece a industriales y empleados de otros países. Se trata de una competencia desleal.

En cuanto al aumento salarial hecho por el Ejecutivo Nacional,  dijo Pisella Misuraca que no afecta a los fabricantes porque éstos, desde hace ya mucho tiempo, han venido pagando sueldos que están varias veces al fijado por el régimen.

Noticiaaldia/Con información de El Impulso

No olvides compartir en >>