La diáspora venezolana: ahora llegan a la Argentina más inmigrantes por tierra y mar que por avión

La diáspora venezolana: ahora llegan a la Argentina más inmigrantes por tierra y mar que por avión

En la jerga les dicen «caminantes». Pero no es poesía ni aventura lo que los motiva. Son los inmigrantes venezolanos que cruzan la frontera terrestre y los que también llegan por barco, y que emprendieron su partida a pie. Es el dato más resonante del último año en la Argentina, donde la diáspora venezolana muestra un cambio profundo en su forma de entrada. Comparando estos nueve meses de 2019 con los de 2016, el ingreso terrestre, es decir por pasos fronterizos creció exponencialmente: un 531%, más de 6 veces. Por vía marítima y fluvial, se duplicó. Es decir, ahora llegan más por tierra y agua que por avión.

La Dirección Nacional de Migraciones ya dio cuenta de que los venezolanos constituyen ya la primera corriente migratoria de la Argentina. Pero la actualización de los mismos da muestras que ni el complicado panorama económico argentino mella la voluntad de la diáspora venezolana de huir de la grave crisis política y económica que se vive en su país. Y siguen llegando: 170.000 obtuvieron su radicación en este país entre 2012 y el 31 de julio de este año.

En consulta con el Director Nacional de Migraciones, Horacio García, Clarín pudo desmenuzar el descomunal cambio en la manera que llegan al país los venezolanos. Este giro también demuestra el empobrecimiento de los venezolanos ante el agravamiento de la situación económica bajo el régimen chavista. No pueden pagar un boleto de avión, pero sí buscan a toda costa irse de su país.

En los primeros nueve meses de 2016 ingresaron al país 51.431 personas que venían del país caribeño, de estos 41.613 lo hicieron por los aeropuertos de Ezeiza, Aeroparque, Córdoba, y Mendoza, mientras que por vía terrestre, fluvial y marítima llegaron 9.818, representando estos un 19% del total. Este año, en la misma cantidad de meses, esa proporción es el doble. En estos nueve meses ingresaron 111.809 venezolanos. Por vía aérea, lo hicieron 68.385 (ahora incluyendo el aeropuerto del Palomar), y por pasos fronterizos, de mar, río y tierra, entraron 43.424. Es decir un 38.8% del total.

De acuerdo a la información suministrada por Migraciones, la mayoría de los «Caminantes» llegan por el Puente Internacional Tancredo Neves (el que une las ciudades de Foz do Iguaçu (Brasil) con Puerto Iguazú. Le siguen el puerto de Buenos Aires, por el Sistema del Cristo Redentor (Mendoza-Chile); la Quiaca- Villazón (en la frontera de Jujuy con Bolivia) y Paso de los Libres (en la frontera de Corrientes con Brasil).La Argentina tiene para con los venezolanos una política más flexible en cuestiones migratorias. Analiza cada caso con Interpol y con otros mecanismos para ser más flexibles por ejemplo con la presentación obligatoria de antecedentes penales.

Por el estallido administrativo que se vive en Caracas, ni siquiera lo consiguen. «La idea es no suplantar el requisito obligatorio de los antecedentes. Pero también quiero destacar que el comportamiento de la comunidad venezolana que llega a la Argentina es muy bueno», dijo García.

La Dirección Nacional de Migraciones está bajo la órbita del ministro del Interior Rogelio Frigerio, y como parte de la administración de Mauricio Macri siguen la política de aislamiento al régimen de Nicolás Maduro. Reconoce a Juan Guaidó como «presidente encargado» y a Elisa Trotta Gamus como su embajadora en la Argentina. El candidato kirchnerista a las elecciones presidenciales del 27 de octubre, Alberto Fernández -favorito en las encuestas- dijo que buscaría salirse del Grupo de Lima, en sintonía con México y Uruguay pero no dijo que haría en materia de política migratoria con los venezolanos.

En febrero de 2018, Migraciones estableció «arbitrar medidas operativas y administrativas» con cada caso en particular para dar continuidad a los trámites migratorios y ayudar a los inmigrantes venezolanos con su residencia cuando se le presenten dificultades en obtener los documentos requeridos. Después, en enero de este año se creó el Programa de Asistencia a Migrantes Venezolanos, que les facilita el ingreso aún más.

El número de venezolanos que entró entre 2016 y 2019 fue de 337.914 y los que salieron fueron 209.143.Aunque Venezuela fue suspendida del Mercosur, y el país caribeño siempre aplicó estrictos controles para los argentinos que ingresen allí, el Gobierno nacional los trata mejor que a los mercosurianos completos. Sólo les acepta Cédula de Identidad o pasaporte vencido, con un máximo de dos años; se les habilitó la Partida de Nacimiento como documento de Viaje para ingresar al territorio e iniciar trámites de residencia a menores de 9 años. Se los exceptúa del requisito de legalización o apostilla de La Haya respecto al certificado de carencia de antecedentes penales.

Y para el aval de títulos universitarios a una inmigración que muestra altos rasgos de instrucción, también el ministerio de Educación los ayuda con los trámites.Además, como destacó García, la dirección nacional de Migraciones está trabajando en particular en una iniciativa de impulsar un documento especial regional para tener la «trazabilidad» de estos migrantes. Saber por qué países pasaron, y cuánto tiempo estuvieron. Sería una suerte de tarjeta de inteligencia que si bien puede tener fines para la seguridad, también hace al control sanitario de la población. Lo trabaja en el marco de las reuniones de la comunidad latinoamericana conocidas como Quito I, Quito II, Quito III y Quito IV.

Clarin
No olvides compartir en >>