La crisis le causa amnesia al paladar: ¿sacrificas el salado por una pizza?

La crisis le causa amnesia al paladar: para salir a comer maracaiberos sacrifican el «salado» de dos días

Foto: Noticia al Día

Las escapadas de los viernes por la noche y las «saliditas» familiares por una hamburguesa o una pizza, ahora son un sacrificio y un lujo que solo algunos pueden costearse

La crisis ha pegado tanto en el bolsillo del maracaibero, que las reuniones con amigos ahora son «vacas» para hacer arepas rellenas. «Para los cumpleaños nos reunimos en el patio, entre todos nos multamos, un paquete de harina, el queso, las salsas y el refresco, o jugo de sobre porque sale más económico», comenta la joven Daniela Espinoza mientras mira el precio de las salchichas en el mostrador de la charcutería.

Si bien el «una vez al año no hace daño» es válido,  ¿cuánto cuesta en Maracaibo darse un gustazo de vez en cuando?, para saber el aproximado del valor de la comida «chatarra» en los restaurantes callejeros, Noticia al Día hizo un recorrido por varios establecimientos culinarios de la ciudad, para mostrarte los sabrosos precios de una comida fuera de casa.

Le puede interesar: Probar la primera hallaquita del año puede costar casi dos sueldos mínimos

Entre los «perrocalenteros» el precio más sonado es 50 mil bolívares, pero, un vendedor de un puesto reconocido de la ciudad comenta: «si te queréis comer algo bueno, te tengo una hamburguesa full equipo en 90 mil bolívares, es la que más se llevan». Además de los famosos patacones que se pueden encontrar desde los 40 mil bolívares (sencillos), hasta las 85 mil bolívares (especiales), el dueño del local alegó que las ventas han bajado un poco, pero que aún así los fines de semana siempre vende.

«Los ‘verdes’ son con los que más nos compran», añade el vendedor, dejando en claro que la dolarización podría ser el factor que marcaría la diferencia para satisfacer el antojo de media noche. Comprar platos individuales suele ser más costoso, por eso, muchos de los clientes prefieren comprar la modalidad de combo, donde una pizza familiar más un refresco se pueden conseguir en 190 mil bolívares, hasta los especiales para parejas de dos hamburguesas más dos refrescos y postre de helado por hasta 219.999 bolívares, dependiendo del local que los promocione.

Hacer un recorrido preguntando por los precios quedó desfasado en el tiempo, ahora los usuarios a través de las redes sociales eligen qué y dónde comer, sin embargo, esta técnica autodidáctica se ve forzada por un largo periodo de razonamiento.»A veces no sé si comprarme el combo o reunir la plata para comprar salado», es uno de los comentarios que frecuentemente se hacen los usuarios maracaiberos.

Las parrillas también entran en la gama de las comidas callejeras en Maracaibo, aunque algunos locales famosos como las parrilleras Amparo y Mérida, desaparecieron, las que quedan son una opción que también gustan al paladar. Una parrilla mixta para dos personas oscila los 200 mil bolívares.

Tras el estrangulamiento del bolívar, aunado al bajo poder adquisitivo de la población, comerse «alguito» en los puestos de la calle es un lujo que solo haciendo un sacrifico se puede costear, mientras que un patacón sencillo de queso puede valer un sueldo mínimo, los ciudadanos cuestionan la posibilidad de darse un «regalito» y las papilas gustativas de los maracaiberos ahora sufren amnesia añorando poder comerse algunos de los suculentos platillos informales que caracterizan la gastronomía zuliana.

 

Any Vargas 

Noticia al Día 

No olvides compartir en >>