El consumo de pan en el país ha disminuido en 50 %

El consumo de pan en el país ha disminuido en 50 %

Foto: Crónica.Uno

La producción de pan en Venezuela ha disminuido drásticamente. La Federación Venezolana de Industriales de la Panificación y Afines, Fevipan, calcula la reducción en el consumo en 50 %, lo que afecta directamente la ya escasa dieta de los venezolanos.

Tomás Ramos, presidente de Fevipan, explicó a Crónica.Uno que, luego que el gobierno nacional dejara de importar trigo, ha recaído en los molinos nacionales la adquisición de la materia prima con precios exorbitantes, prácticamente imposibles de asumir por parte de los panaderos.

Este año apenas llegó un barco con materia prima, de un promedio de cuatro que llegaban regularmente. El poco cargamento que llega debe distribuirse entre todos los molinos del país. Cada barco cargado de trigo cuesta alrededor de 20 millones de dólares, cuyo precio se hace inaccesible para los molinos nacionales que ahora no cuentan con ningún auxilio financiero”.

Venezuela cuenta con 12 molinos operativos que producían al mes un estimado de 120.000 toneladas de trigo, pero que se han reducido a la mitad, en los últimos meses. A ello, se le suma, el poco poder adquisitivo del venezolano que ya no cuenta con los recursos suficientes ni siquiera para comprar pan, de manera regular.

Nos preocupa –señala Ramos– la disminución en el consumo, porque ello significa que el venezolano está comiendo menos. Y además, la situación está originando una descapitalización paulatina e indetenible del panadero.

Fevipan representa 45 % de la distribución de alimentos en el ámbito nacional.

 

Tomás Ramos advierte que hay una descapitalización del panadero. Foto: Crónica.Uno

A la ya conocida escasez de productos para la elaboración del pan, tales como azúcar o grasa, los costos de la harina –el principal ingrediente– han aumentado demasiado. Meses atrás, un saco de harina era adquirido en Bs. 50.000, mientras que en la actualidad, en mismo saco, supera los Bs. 800.000, lo que ocasiona el incremento en el producto final.

“Hemos reiterado que estamos siempre en disposición de buscar soluciones en el marco de los acuerdos entre el sector panificador, los productores y el Estado, porque nuestro único propósito, es salvar la producción nacional”, reafirma el presidente de Fevipan.

Ramos cree que urge un mejor acceso de la materia prima a los molinos y el rescate del poder adquisitivo del venezolano.

En agosto pasado, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Harina (Fetraharina), Juan Crespo, advirtió que la materia prima que llega a los molinos venezolanos resulta insuficiente para cubrir la demanda.

Hay molinos que tienen una capacidad de 30.000 toneladas mensuales y lo que le asignan son 7.000 u 8.000 toneladas”, dijo en aquel entonces, cuando también advirtió sobre la calidad del trigo de origen ruso que está llegando al país que “trae muchas impurezas” y menos proteínas.

Cercanas las fechas decembrinas, Fevipan asegura que sigue haciendo esfuerzos para que el tradicional pan de jamón no falte en la mesa navideña del venezolano. Sin embargo, los panaderos aclaran que en los actuales momentos, su costo ronda entre 14 y 15 dólares por una unidad de un kilogramo. Los panaderos evalúan ofertar un producto de igual calidad, pero de medio kilo, de tal manera que los consumidores puedan adquirir el pan de jamón.

Foto: Crónica.Uno

La industria panificadora en el país genera alrededor de 400.000 empleos directos, y son muchas las familias enteras que se dedican a la panificación.

Los miembros de Fevipan –acota Ramos– saben que Venezuela es un país para quedarse y muchos de ellos, migrantes, han crecido y se han forjado en  Venezuela al que siguen apostando porque siguen creyendo en sus capacidades.

Crónica.Uno

No olvides compartir en >>