¿Cómo limpiar cosas oxidadas en cinco minutos?

¿Cómo limpiar cosas oxidadas en cinco minutos?

¿Cómo limpiar cosas oxidadas en cinco minutos?

Foto: Referencial

¿Necesitas deshacerte de unas manchas que no te dejan vivir porque quedan antiestéticas o parecen insalubres? Presta atención a estos consejos.

Lo más recomendable para que el óxido no se acumule en ningún utensilio que usemos en la cocina es llevar una limpieza habitual, pero si ya es tarde, Jo Nichol, una mujer de Hampshire (Reino Unido) ha revelado su truco para deshacerse de esa suciedad tan molesta.

No creas que solo vale para tus cacerolas, tijeras o pinzas de acero, cualquier mueble que tenga este tipo de manchas quedará como nuevo gracias a este método fácil, sencillo y casero que puedes hacer en cualquier momento.

En un grupo de Facebook de más de 200.000 miembros llamado ‘Mrs Hinch Cleaning Tips’, cuelgan estas curiosas y efectivas estratagemas para que no gastes ni un euro en la limpieza de los objetos de casa. ¿Quieres saber cómo quitar esas manchitas de óxido de las banquetas de tu cocina? Olvida los productos especiales y usa cosas que tienes en la despensa.

En poco tiempo

El paso del tiempo, la exposición al aire, la humedad o el contacto con algunos productos químicos son los culpables de que la pulcritud de los objetos vaya desapareciendo. Este procedimiento es eficaz, sencillo y, ante todo, económico. El consejo de Nichol consiste en cubrir el exterior de la superficie dañada con ketchup y dejarlo secar durante unos minutos.

Si el objeto que quieres recuperar es bastante viejo, necesitarás papel de aluminio, vinagre blanco y zumo de limón exprimido

Cuando veas que la salsa de tomate se ha secado, quítala, pero no con un trapo sino con papel de aluminio arrugado. Así una vez lo hayas pasado por toda la zona metálica podrás ver que el resultado es «increíble y brillante».

Muchos usuarios del grupo se han quedado estupefactos ante el efecto y no han dudado en comentar el post (hay más de 5.000 respuestas), que tiene más de 1.200 ‘me gusta’. «No tengo nada oxidado en casa, pero estoy deseando probarlo», escribía uno; «No me lo puedo quitar de la cabeza, voy a intentarlo ahora mismo, pero no dejo de pensar en que si el ketchup hace eso a algo de hierro qué pasará en nuestro intestino», comentaba otro.

Para casos extremos

Si lo que quieres es recuperar algo que lleva en ese estado durante años porque es bastante viejo (algo que hayas heredado o encontrado en el trastero) te vas a encontrar ante un reto. Haz bolas de papel de aluminio y sumérgelas en zumo de limón (exprime tú los cítricos y no lo compres). Después frota la superficie varias veces para retirar las primeras capas.

El paso del tiempo, la exposición al aire, la humedad o el contacto con algunos productos son los culpables de que la pulcritud vaya desapareciendo

Después sumerge la pieza que intentes limpiar bajo vinagre blanco. Que quede todo cubierto. Déjalo toda la noche y al día siguiente, pasa una almohadilla abrasiva con bicarbonato de sodio. En caso de que este objeto no quedara en las condiciones esperadas, no tendrías más remedio que usar productos químicos como el ácido clorhídrico.

 

El Confidencial 

No olvides compartir en >>