Venezuela ocupa el último lugar del índice de libertad económica

Venezuela ocupa el último lugar del índice de libertad económica

Venezuela ocupa el último lugar del índice de libertad económica

Foto: Referencial

El Fraser Institute el Instituto Cato publicó esta semana la investigación «Libertad económica en el mundo: Informe anual 2019» en el que Venezuela ocupa el último lugar, destacando con lo sindicadores más bajos entre las economías mundiales.

Los países mejor posicionados son en primer lugar, Hong Kong; segundo lugar, Singapur; luego, Nueva Zelanda; Suiza y EE.UU en quinto lugar.

Venezuela tiene los indicadores más bajos. El penúltimo lugar lo ocupa Libia, el antepenúltimo Sudán, Argelia y Angola.

El informe muestra que la prosperidad, la longevidad, la libertad política y otros indicadores de bienestar humano están fuertemente asociados con la libertad económica. Por ejemplo, el gráfico a continuación demuestra que la libertad económica es inequívocamente buena para los pobres, cuyos ingresos son significativamente superiores en países económicamente libres que en los menos libres.

Los autores del reporte –James Gwartney, Robert Lawson, Josh Hall y Ryan Murphy– recalcan además que “el ingreso promedio del 10% de los pobres en las naciones con mayor libertad económica es superior por dos tercios al ingreso promedio per cápita de las naciones menos libres”.

Hong Kong se mantiene en primer lugar del índice –que se basa en información de 2017, el año más reciente para el cual existen datos internacionales comparables– pero nos preocupa su capacidad de mantenerse en esa posición dada la creciente intervención de Beijing en los asuntos del territorio. Desde ya hemos presenciado un declive en el indicador de Estado de Derecho de Hong Kong, una tendencia preocupante para el nivel general de libertad económica.

La libertad económica ha incrementado en EE.UU. desde 2013, pero luego se estabilizó en los últimos dos años del índice. Sin embargo, el nivel de libertad económica de EE.UU. se mantiene notablemente por debajo del nivel del año 2000, cuando se inició su declive de largo plazo.

 

elcato.org

No olvides compartir en >>