Vecinos bloquean Los Haticos y exigen respuesta inmediata de Corpoelec

Vecinos bloquean Los Haticos y exigen respuesta inmediata de Corpoelec

Foto: José López

Residentes de los sectores Vista del Lago, calles 128, 129 y 130, Las Cabrias, Haticos II, que conforman el sector La Arreaga en la parroquia Cristo de Aranza al sur de Maracaibo, desde las 3:00 de la madrugada de este jueves bloquearon los accesos de la avenida principal de Los Haticos, en clara protesta ante la tragedia continuada que vive su comunidad.

Con palos, piedras, ramas y escombros, así obstaculizaron la vía los vecinos de la Planta Ramón Laguna, su clamor es uno solo exigen acaben con el martirio que padecen día tras día ante los extensivos y descontrolados cortes de electricidad, que superan las 18 horas al día.

Dayana Romero, elevó la voz en nombre de todos los habitantes de cada una de estas zonas, que no sólo enfrentan el problema de la electricidad, sino la falta de agua, la falta de limpieza de la cañada La Arreaga, los zancudos, y las malas noches que deben sufrir, sin contar con su rutina diaria para conseguir los alimentos de su hogar.

 

La interrupción del servicio eléctrico influye además en el abastecimiento de combustible, las estaciones de servicio deben cerrar y se forman grandes colas mientras esperan que llegue la electricidad en la zona. Foto: José López

 

Los vecinos aprovechan cada gota de agua que cae de la tubería madre que atraviesa la cañada de La Arreaga, y el del charco que se forma de allí recogen agua para llevar a sus hogares. Foto: José López

 

Romero mencionó que ya están cansados, que de manera organizada y pacífica ellos exigen sus derechos como la única forma de hacer presión ante las autoridades regionales, para hacer tomados en cuenta y que acabe el padecimiento de un gran número de personas afectadas por el racionamiento a su juicio excesivo descontrolado.

Los zancudos hacen fiesta en el cuerpo de los niños a pesar de que las madres hacen todo su esfuerzo para espantarlos. Foto: José López

 

«Nos hemos dirigido a la oficina de la Planta Ramón Laguna, allí nos atendió la licenciada Denisse Espere de atención a las comunidades, a quien le hemos solicitado nos den respuesta acerca de porqué estos sectores son fuertemente castigados con el racionamiento eléctrico, su respuesta es que todo obedece al plan de administración de carga, pero parece que este sólo no los aplican a nosotros sin importar la hora y el momento, mientras que nuestros vecinos en el conjunto residencial Kimura, si se les brinda el servicio y nosotros pasamos la noche en plena oscuridad», así lo expresó Romero.

Agregó que se han reunido con el gerente de Corpoelec en la planta, ingeniero Hernán Ventura, pero todos dan la misma respuesta, todo responde al plan de cargas, mientras tanto no le hacen mantenimiento a los postes cercanos. Ellos como comunidad tienen preparado un informe detallado de su situación, pero les dijeron que deben entregarlo a las 2:00 de la tarde en la oficina de Caujarito, lugar al que acudirán, para llevarlo y exigir una vez más una respuesta a su problema.

Sin luz, sin agua y con la cañada ardiendo

La vocera vecinal refirió que ellos como comunidad exigen sus derechos, puesto que la intención no es que a ellos les quiten las energía, sino que la misma se distribuya de manera equilibrada en la zona. «El sábado se nos fue la luz a las 7:00 de la mañana y nos regresó a las 9:00 de la mañana del día domingo. Mientras que a los del conjunto residencial solo se les fue por 15 minutos».

 

Los zancudos en la zona no respetan a nadie, ni el lugar de picada, los vecinos temen que pueda surgir brotes de enfermedades asociadas a este insecto. Foto: José López

 

Romero mencionó que los rumores por la zona en que los habitantes del conjunto residencial Kimura, pagaron en dólares para que les cambiaran unas fases y de esta manera a ellos se les va el servicio de manera regular de 8:00 de la mañana a 2:00 de la tarde, justo las horas en las que no se encuentran porque trabajan y luego sus noches son de tranquilidad, mientras que ellos deben soportar la incertidumbre de no saber a que hora se les irá la electricidad.

Argumentó que además de la falta de energía eléctrica ellos se ven en la necesidad de recoger agua en valdes de un bote de agua en la tubería que está al lado de la cañada La Arreaga, porque en su zona no llega el agua. «Los vecinos no solo de aquí vienen a abastecerse de agua de estas tomas clandestinas, los que viven en el barrio Danilo Anderson, El Potente y Gustavo Zinc, vienen hasta acá con cual recipiente para llevar agua a sus casas a pesar de las condiciones de insalubridad para recolectarla».

El sarpullido también está presente en los niños, el calor los tiene brotados. Foto: José López

Destacó que a todo esto se suma que hace meses la cañada no recibe mantenimiento, la basura, los malos olores y los zancudos les hacen imposible tener una vida digna y de calidad, los más afectados los niños, que tienen su piel llenas de ronchas por las picadas de estos insectos.

 

Las empresas de la zona se mantienen cerradas, y solo trabajan a media máquina, pues no cuentan con servicio eléctrico, para cumplir la jornada laboral. Foto: José López

 

«Si no hacemos presión no nos atienden por lo que seguiremos en la calle, hasta que nos mejoren las condiciones del servicio eléctrico en la zona», aseguró.

Noticia al Día