Un día como hoy nacieron Agatha Christie, Adolfo Bioy Casares y Mario Briceño Iragorry

Un día como hoy nacieron Agatha Christie y Mario Briceño Iragorry

Mario Briceño Iragorry, uno de los más importantes ensayistas venezolanos del Siglo XX, además de ser un gran historiador, escritor, diplomático y político. Nació en Trujillo el 15 de septiembre de 1897 y murió en Caracas el 6 de junio de 1958.

Fueron sus padres Jesús Briceño Valero y María Iragorry. Su infancia y juventud transcurrieron en tierras andinas, especialmente en las ciudades de Trujillo y Mérida. A los 12 años quedó huérfano de padre.

La primaria la cursó en su pueblo natal y el bachillerato en el Colegio Federal de Varones de Valera. En 1912 se trasladó a Caracas e ingresó ese año a la Academia Militar donde conoció al entonces futuro presidente Isaías Medina Angarita. En 1914 tras renunciar a la vida militar regresa a Trujillo donde ejerció el periodismo en las páginas de la publicación “Ariel” fundada por él.

Dos años después viajó a Mérida para seguir estudios de derecho en la Universidad de Los Andes, donde tuvo como compañeros, a Diego Carbonell, Mariano Picón Salas y Caracciolo Parra León. Allí conoció a Josefina Picón Gabaldón con quien contrajo matrimonio en 1923.

En 1919 se desempeñó como director de Política y encargado de la Secretaría del estado Mérida. En 1920, se graduó de abogado en la Universidad de Los Andes. En 1921 ingresa a la Dirección de Política Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores junto a Lisandro Alvarado, Jacinto Fombona Pachano y José Antonio Ramos. Para esa época, ingresó a la docencia en el liceo Andrés Bello del cual llegó a ser director. En 1921, publicó “Horas” y en 1922, “Motivos”.

En 1922 se convirtió en Secretario de la Cámara de Diputados. En 1922, viajó a Nueva Orleáns donde ejerció el cargo de cónsul de Venezuela desde 1923 hasta 1925. Cuando regresa a Caracas en 1925, recibió el doctorado en ciencias políticas en la Universidad Central de Venezuela. En este último año publicó “Ventanas en la Noche” e inició investigaciones de etnografía, lingüística y arqueología. En 1926, publicó “Lecturas Venezolanas”.

En 1927, retorno a Trujillo donde fue nombrado secretario general del estado, ejerciendo interinamente la presidencia del mismo. En ese mismo año, fue director de la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela y publicó “Ornamentos fúnebres de los aborígenes del Occidente de Venezuela”. En 1928, fue designado presidente del estado Carabobo y meses después, Secretario de la Universidad Central de Venezuela.

En 1930 publicó “La fundación de Maracaibo e Historia de la fundación de la ciudad de Trujillo”, cuyo título definitivo fue “Los Fundadores de Trujillo”.

Mario Briceño Iragorry se incorporó a la Academia Nacional de la Historia en 1930 y a la Academia Nacional de la Lengua en 1932. En 1936 se editó una de sus obras más sobresalientes, “Tapices de Historia Patria” y fue uno de los fundadores de la Asociación de Caballeros del Espíritu Santo, de la cual fue secretario. También en este año fue designado ministro plenipotenciario en Centroamérica, residenciado en San José de Costa Rica, donde actuó hasta 1941. Otros cargos públicos en los que se desempeñó fueron: la Dirección del Archivo General de la Nación (1942-1943), la Gobernación del estado Bolívar (1943-1944) y la Presidencia del Congreso de la República (1945).

A raíz del golpe de Estado que derrocó al gobierno de Isaías Medina Angarita el 18 de octubre de 1945, fue detenido y llevado preso al Cuartel de la Planicie. No obstante a los pocos días es liberado y se dedicó a ejercer su profesión de Abogado.

En 1946, Mario Briceño Iragorry recibió el Premio Municipal de Literatura por su obra “Casa León y su Tiempo”, y al año siguiente, el Premio Nacional de Literatura por su libro “El Regente Heredia o la Piedad Heroica”.

En 1949 fue designado como embajador de Venezuela en Colombia. Durante este período publicó una serie de libros que lo convirtieron en uno de los más importantes exponentes de la ensayística contemporánea de Venezuela. Algunos de esos títulos son: “Alegría de la Tierra”, “Vida y Papeles de Urdaneta el Joven”, “El Caballo de Ledesma”, “Los Riberas”.

Fue Cronista de Caracas, En 1951, apoya la candidatura de Jóvito Villalba para las elecciones presidenciales de 1952. Ante el desconocimiento por parte de la Junta Militar del resultado de dichos comicios se exilia en Costa Rica (1953) y Madrid (1953-1958). Una muestra de su obra apareció en la serie Obras selectas, de las Ediciones Edime 1954. En esos años estuvo madurando sus ideales políticos sobre el nacionalismo a través de diferentes publicaciones. En 1957, aparece su obra señalada como el libro “Síntesis de su Doctrina: Por la Ciudad Hacia el Mundo” donde anota:

“La realización del verdadero sentido universal del pensamiento del hombre no está reñida con el crecimiento de los grupos nacionales. El nacionalismo en su verdadera concepción ontológica no implica una posición antihumanista, así se intente confundirlo con las formas agresivas del nazismo alemán. El verdadero nacionalismo, como expresión de humanidad, reclama que se le mire sub specie universalis. El nacionalismo, y vale repetirlo una vez más, representa en el plano de la valoración colectiva, un modo de obrar la personalidad de los pueblos…”.

En abril de 1958 retorna a Venezuela, pero 2 meses más tarde muere. Los restos de este insigne venezolano yacen en el Panteón Nacional desde el 6 de marzo de 1991.

 

Agatha Christie nació el 15 de septiembre de 1890 y falleció un 12 de enero de 1976. Fue el fruto del matrimonio entre Frederick Alvah Miller, un corredor de bolsa estadounidense, y de Clarissa Margaret Boehmer, hija de un capitán de la Armada británica. Fue la menor de tres hermanos. Su padre falleció cuando ella tenía once años y su madre le dio clases en casa, animándola a escribir desde muy joven. A la edad de 16 años, asistió a la escuela de la señora Dryden, en París, para estudiar, canto, danza y piano.

Se casó en primeras nupcias en 1916 con Archibald Christie, del cual se divorció en 1928, pero después de este matrimonio se la conoció mundialmente como la escritora de novelas y cuentos policiales y detectivescos, con el nombre de Agatha Christie. En sus varios matrimonios, tuvo ocasión de recorrer lugares del mundo y usarlos como escenarios de sus escritos.

En 1961 fue nombrada miembro de la Real Sociedad de Literatura y hecha doctora honoris causa en Letras por la Universidad de Exeter.

En 1971 se le concedió el título de Dama del Imperio Británico (Dame), un título de nobleza que en aquellos días se concedía con poca frecuencia.

Agatha Christie murió de causas naturales el 12 de enero de 1976, a la edad de 85 años, en Winterbrook House, Cholsey, cerca de Wallingford, Oxfordshire. Está enterrada en el cementerio de la iglesia de St. Mary, en Cholsey.

 

 

Varias Fuentes

 

No olvides compartir en >>