Trump quiere que se investigue el acuerdo de Obama con Netflix

Trump quiere que se investigue el acuerdo de Obama con Netflix

Foto: Agencias

Se habla mucho de la guerra del streaming entre las distintas plataformas. Pero nadie imaginó que el acuerdo entre el expresidente Barack Obama y Netflix para producir series y documentales generaría críticas por parte del presidente estadounidense Donald Trump.

El primer mandatario publicó el lunes 16 de septiembre un tuit en el que planteó que el expresidente Obama debería ser investigado por firmar un acuerdo de producción con la plataforma de streaming.

«El Poder Judicial ha renunciado al Informe Mueller, triste por ellos después de dos años y US$40,000,0000 gastados. CERO COLUSIÓN, CERO OBSTRUCCIÓN. Así que dicen, OK, veamos todo lo demás, y a todos los acuerdos que ‘Trump’ ha hecho durante su vida», escribió el presidente Trump.

Este tuit fue seguido por una segunda publicación y una tercera publicación: «Pero no funciona de esa manera. Tengo una idea mejor. Mira el contrato del libro de Obama, o el ridículo acuerdo de Netflix. Luego, mire todos los acuerdos hechos por los demócratas en el Congreso, el ‘Fondo para el soborno del Congreso’ y, por último, los informes de IG. Échales un vistazo. ¡Esas investigaciones habrían terminado RÁPIDO!»

El acuerdo entre el expresidente Obama y Netflix se oficializó el 21 de mayo pasado, que, como mencionaba el comunicado, es por varios años y su propósito es «producir películas y series para Netflix, que pueden incluir series con guiones, series sin guiones, docuseries, documentales y largometrajes».

En esta iniciativa participan el expresidente Obama y su señora, Michelle Obama, quienes crearon con este propósito la empresa Higher Ground Productions, que se dedicará explícitamente a producir contenido para Netflix centrado en asuntos que Obama abordó durante sus ocho años como presidente de Estados Unidos, como el fomento de la igualdad y los contenidos sociales.

Son, en principio, siete proyectos, de los que ya se estrenó el documental American Factory, dirigido por Julia Reichert y Steven Bognar, que muestra «un Ohio postindustrial, donde un multimillonario chino abre una nueva fábrica en lo que fue una planta abandonada de General Motors y contrata a 2,000 estadounidenses. Los primeros días de esperanza y optimismo dan paso a los reveses a medida que la China de alta tecnología choca con la clase trabajadora de Estados Unidos».

Agencias

No olvides compartir en >>