Profesionales venezolanos ganan menos que un bono de la patria

Profesionales venezolanos ganan menos que un bono de la patria

Desde que el presidente  Nicolás Maduro, implementó en el 2017  la utilización del Carné de la Patria para canalizar los requerimientos del pueblo y los beneficios sociales, los venezolanos lo acogieron como una modalidad de complemento para sobrellevar el gasto de mantener una calidad de vida estable en el país.

A pesar de la controversia de carnetizarse o nó, luego del anuncio del Jefe de Estado sobre la acreditación de bonos, que iban a ser entregados a través del Carnet de la Patria, algunos ciudadanos, sin distingo social, decidieron carnetizarse.

Al principio, los bonos eran un pequeño incentivo que se utilizaba como agregado para ayudar a solventar la taza inflacionaria que se «comía» los ingresos de los venezolanos  y con él, se completaba para terminar de comprar comida o alguno que otro lujo. Ahora, los venezolanos bonos son codiciados porque desde que el salario mínimo de un venezolano se estancó en los 40 mil bolívares,  el estado inflacionario siguió en aumento dejando de nuevo al sueldo de los trabajadores por debajo del valor que la Cámara de Comercio de Maracaibo estipuló para poder comprar la canasta alimentaria.

Hoy, el sueldo mínimo base tazado por el Ejecutivo nacional para un trabajador,  no alcanza ni para comprar un cartón de huevos. En este sentido, como medida preventiva, el Estado venezolano decidió aumentar el valor de los bonos a través del sistema Patria. Sin embargo, el aumento de los bonos y la periodicidad de estos, especialmente en el mes de agosto, dejó a los habitantes con la expectativa de recibir más, pues sólo en un periodo de 31 días, a través del Carnet de la patria se otorgó una suma más de 200 mil bolívares, lo que equivale a 5 sueldos mínimos, dejando desfasado el propio salario mínimo de un profesional.

Comenzando septiembre, Maduro anunció lo que para él sería «una sorpresa» a través del Carnet de la Patria para el fin de semana del 6, 7 y 8 del mes, lo que resultó en un bono complementario de 250 mil bolívares, seguido a esto, el lunes de la semana siguiente, anunció la bonificación de otro benefició pero esta vez por 50 mil bolívares por concepto de Bono de Regreso a Clases, sumando ya 300 mil bolívares otorgados antes de la primera quincena de septiembre.

Tomando en cuenta el resultado de las bonificaciones otorgadas por el Presidente como parte de su sistema de protección social para las personas más vulnerables, deja una ruptura en cuanto a la balanza equitativa que debería ganar un profesional graduado, lo antes mencionado, representa la presunción de que un profesional graduado que devengue sueldo mínimo, solo estaría ganando 20 mil bolívares quincenales, lo que dejaría que una persona que no posee las mismas condiciones a nivel educativo y de preparación profesional estaría ganando el 750% más que un profesional.

El nivel inflacionario del país sigue en aumento y el poder adquisitivo del venezolano se esfuma como la espuma.  En la primera quincena de septiembre, un trabajador profesional venezolano ganó menos que el acumulado en los bonos de la patria.

Any Vargas

Noticia al Día

No olvides compartir en >>