Ni pa´ los santos, ni pa´ los muertos, ni pal apagón: una vela cuesta casi 10 mil bolívares

Ni pa’ los santos, ni los muertos, ni el apagón: una vela cuesta casi 10 mil bolívares

Foto: Verónica Ostos

Las tradiciones familiares de llevarle un ramo de flores al cementerio y prender una vela en el sepulcro de un ser querido ahora es un lujo. Para iluminar santos o usarlas de linternas en la noche ya no será la opción más viable, porque el precio de una vela en Maracaibo roza los 10 mil bolívares.

En medio de las penumbras causadas por el plan de racionamiento eléctrico, los maracaiberos acudían a las bodegas a comprar velas para lograr tener un poquito de luz en medio de la noche, sin embargo, ya ni en las bodegas se consiguen las luminarias. Cuando llegan a los anaqueles vuelan y muchos comerciantes prefieren no vender con miedo a que se les queden en el estante.

El señor Martín Ríos, es un propietario de un abasto en la capital zuliana y comenta que tiene tiempo sin vender velas porque cada vez vienen más caras y a veces es muy difícil venderlas. «Cuando no las vendo todas termino usándolas en la casa cuando se nos va la luz en la noche», comentó.

Desde que implementaron los cortes eléctricos programados en la región, los habitantes decidieron tener unas velitas de reserva  para estar preparados en cualquier ocasión. Más de una vez se escuchaba por las barriadas a las abuelitas gritando «¡No me agarren las velas, que esas son  de los santos!», motivo por el cual los familiares desprevenidos usaban como ultimo recurso a la hora de alumbrar.

Ahora bien, con tantos días de azote eléctrico, los ciudadanos decidieron usar los mechurrios artesanales para no tener que comprar velas, debido a su alto costo; mientras que una vela detallada oscila entre los ocho mil y 10 mil bolívares, en los supermercados se venden por paquetes de cinco, 10 o la docena por más de 35 mil bolívares , si de los velones se trata, se pueden conseguir hasta en 80 mil bolívares.

Como el maracucho es considerado muy ingenioso, en el tema de los sirios, también pusieron manos a la obra. Las famosas velas artesanales que se hacen reutilizando la espelma o cera derretida de las velas, ahora son la alternativa para abaratar costos. Aunque estas no suelen ser muy decorativas, son la mejor elección si se quiere ahorrar un poco de dinero.

Por otra parte, las personas que logran adquirir las luminarias, se quejan de no tener la misma calidad que antes. «Ya no vienen como antes, se consumen muy rápido y no duran ni una noche completa», comentó una compradora en un supermercado de la ciudad.

Como en el soplo de los cumpleaños, las velas se consumen más rápido de lo que se tarda en hacer una nueva artesanal.

Any Vargas

Noticia al Día 

No olvides compartir en >>