Fiscales generales de EEUU se unen en una investigación contra Google

Los fiscales generales de EEUU se unen en una macro investigación contra Google por monopolio

Foto: Cortesía

La sombra de una investigación a gran escala se cierne sobre Google, uno de los gigantes de Silicon Valley. Este lunes, los fiscales generales de cincuenta estados y territorios de Estados Unidos anunciaron un proceso contra el gigante tecnológico por presunta violación de las leyes anti monopolio.

La noticia es la confirmación de los reportes que hablaban la semana pasada de un esfuerzo coordinado entre republicanos y demócratas para poner freno a las supuestas prácticas de abuso del motor de búsqueda.

La mega investigación está liderada por el fiscal general de Texas, Ken Paxton y secundada por todos los estados menos California, donde tiene la sede la empresa, y Alabama. Puerto Rico y el Distrito de Columbia se han sumado al proceso.

Paxton indicó en una rueda de prensa: «muchos consumidores creen que internet es libre, pero hemos aprendido que no es así. Google es una compañía que domina todos los aspectos de la publicidad», sumando al gigante fundado por Larry Page y Sergey Brin, dos estudiantes de Stanford, a una lista de compañías en las que también están Apple, Facebook y Amazon, todas ellas bajo investigación federal por presunta posición dominante.

En realidad, los números indican  que  Amazon acaparó el 49,1% de todas las ventas online en EEUU el año pasado. Facebook, por su parte, se llevó el 69,52% de los usuarios del creciente mercado de las redes sociales y Apple, el 24% del mercado de teléfonos inteligentes a nivel mundial.

Google, cuyos títulos perdieron un 0,2% en la jornada bursátil del lunes, no se queda atrás ejerciendo ese monopolio de facto. En mayo de este año registró el 84,8% de las búsquedas online en EEUU. Como en su momento el pan Bimbo fue sinónimo de comprar pan de molde en cualquier supermercado, una búsqueda en internet lleva siempre la muletilla adosada: Google it. En EEUU se ha convertido en un verbo.

De ahí, el ataque frontal bipartidista. «Cuando no hay un mercado libre o competencia, esto incrementa los precios, incluso cuando algo se ofrece de forma gratuita, y daña a los consumidores», indicó Ashley Moody, la fiscal general de Florida, una republicana. «¿Es algo realmente gratuito cuando estamos comprometiendo nuestra privacidad cada vez más?», se preguntaba.

Google confirmó que había recibido una demanda de investigación civil el pasado viernes, una citación del Departamento de Justicia el 30 de agosto. Su intención, dicen; es cooperar con el proceso. «Esperamos recibir en el futuro demandas de investigación similares de los fiscales generales estatales. Continuamos cooperando con el (Departamento de Justicia), los reguladores federales y estatales en los EEUU y otros reguladores en todo el mundo», dijo la compañía en la presentación del viernes.

Pese a la amenaza reguladora, los gigantes siguen firmes en su camino demoledor. Google triplicó sus beneficios el pasado trimestre con respecto al año anterior, cuando tuvo que pagar una multa de 5.100 millones de dólares a la Comisión Europea, precisamente por violar las leyes anti monopolio.

El Mundo

No olvides compartir en >>