Las rutas ilegales de la migración: aumenta el ingreso irregular de venezolanos a Perú

Las rutas ilegales de la migración: aumenta el ingreso irregular de venezolanos a Perú

La exigencia de visa humanitaria como requisito para que los ciudadanos venezolanos ingresen a Perú -la medida fue implementada en junio de este año-, solo ha frenado su acceso regular.

Como consecuencia, se ha incrementado la llegada de venezolanos a través de pasos clandestinos por Tumbes y Piura. La jefa de migraciones de Tumbes, Lita Orrego, dijo a El Comercio que solo ayer se intervino a 100 extranjeros más, que se suman a los 150 desde el lunes en Tumbes. «Esta semana ya se han intervenido 250 extranjeros. De esa cifra el 95% son venezolanos. Todos ellos han sido llevados, custodiados por la policía de seguridad del Estado, al Cebaf para que emprendan su camino de regreso a su país», dijo.

Añadió que con la exigencia de la visa humanitaria disminuyó considerablemente la llegada de venezolanos por el Cebaf de Tumbes. «Hasta junio llegaban 1.200 diarios, pero ahora solo entre 30 y 50. Es probable que estén ingresando por pasos clandestinos. Por eso hemos reforzado la seguridad y los controles junto a la policía, uno de estos controles es frente a Puerto Pizarro», comentó

Para que un ciudadano venezolano ingrese legalmente a nuestro país -vía terrestre- por la frontera de Perú-Ecuador, debe hacerlo por el Centro Binacional de Atención Fronteriza (Cebaf) de Tumbes. Ahí, debe presentar su pasaporte con el visado humanitario.

En julio de este año, la Defensoría del Pueblo de Tumbes advirtió, luego de varias inspecciones, el ingreso irregular de decenas de venezolanos a través de puntos informales. Por ese motivo, envió varios documentos a la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran), a la Junta de Fiscales de Tumbes y a Migraciones para que intensifiquen los operativos contra presuntas mafias de ‘coyotes’ y buses clandestinos que trasladaban a los extranjeros de manera ilegal.

-Las rutas de paso-

En Tumbes, uno de los principales pasos clandestinos para el ingreso de venezolanos en situación irregular es Carpitas. Aquí existe un control migratorio que es burlado por los extranjeros en complicidad con los choferes de buses y otros vehículos.

Las autoridades han constatado que antes de llegar a este punto, los buses se detienen, los extranjeros bajan y corren a través de matorrales y trochas que desembocan al otro lado del puesto de control. Ahí, los buses y otros vehículos los recogen y los trasladan hasta Piura.

Otro de las zonas clandestinas de paso es Aguas Verdes, donde no hay ninguna restricción para el ingreso de extranjeros debido al tratado de paz de Perú y Ecuador. Las autoridades han denunciado que los venezolanos ingresan por puentes de madera o bordeando el muro fronterizo. También usan la ruta de Loma Saavedra (para burlar el cebaf), o el sector de Matapalo hasta el distrito de San Juan de La Virgen o Pampas de Hospital; o la zona de La Palma (distrito de Papayal).

Antes de junio de este año, por Tumbes ingresaban unos 1.000 venezolanos al día. Ahora, entran de manera formal solo entre 40 y 50, informaron las autoridades.

En agosto de este año, la Defensoría de Tumbes registró la llegada de 150 niños venezolanos que no podían ingresar al Perú porque no contaban con visa humanitaria, pero lo hicieron de manera irregular por los pasos clandestinos y con ayuda de grupos de ‘coyotes’ -personas que se dedican al tráfico de personas-.

-Rutas en Piura-

Según Inteligencia de la Policía, en Piura los extranjeros entran por la ruta El Alamor (zona fronteriza entre Piura y Ecuador)-Lancones-Sullana y Piura. Otro de los pasos usados es Macará-La Tina-Suyo-Las Lomas y Piura.

En estos lugares, ellos burlan los controles oficiales con ayuda de choferes que los recogen y los llevan por trochas carrozables e informales. La Defensoría del Pueblo alertó a las autoridades sobre la presencia de más ‘coyotes’ en estos puntos informales de paso. Estas rutas son las mismas que se usan para el contrabando e incluso para el narcotráfico.

-Informalidad en Tumbes-

Una de las cuestiones que más preocupa a las autoridades de Tumbes es que, debido al número irrefrenable de venezolanos que llegan a esta región, se ha incrementado el comercio ambulatorio informal y la inseguridad en las calles, dijo a El Comercio el gerente municipal de Tumbes, Enrique Ramírez.

«Actualmente el 60% (unos 3 mil) de los comerciantes informales son venezolanos. Venden en las calles, en el mercado, ocupan vías públicas y eso no se puede ordenar. El tema de la seguridad también nos preocupa, pues duermen en las calles y hay peleas. Por eso hemos implementado rondas urbanas para el control en la ciudad», dijo.

Según el municipio de Tumbes, hay unos 13 mil venezolanos. «Ya son demasiados y la migración es incontrolable. Ingresan por lugares no controlados, es gente buena y mala; y aumenta la violencia, la delincuencia. Está causando un malestar en toda la población de Tumbes», comentó el gerente de Desarrollo Económico del Gobierno Regional de Tumbes, Víctor Puño.

Para frenar el ingreso irregular de los venezolanos, la Policía Nacional y la fiscalía han implementado un nuevo puesto de control en la carretera Panamericana Norte, frente al ingreso hacia Puerto Pizarro, en Tumbes.

 

El Comercio

No olvides compartir en >>