Hay 90% de índice de curación del Linfoma de Hodgkin

Hay 90% de índice de curación del Linfoma de Hodgkin

Foto: Referencial

La tasa de curación de enfermos con Linfoma de Hodgkin alcanza 90%, explicó a EFE Sindy Salinas Avendaño, del Hospital de Oncología Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Con ocasión de la celebración del Día Mundial para la concienciación del Linfoma de Hodgkin, la especialista mexicana destacó que el linfoma es un cáncer que se encuentra en la sangre por ello está en todo el cuerpo y no se puede operar para contrarrestarlo como sucede en otros tipos.

«Es una enfermedad tumoral que afecta los linfocitos, células que forman parte de nuestros sistema inmunológico. El linfoma es un cáncer que se desarrolla cuando hay un fallo en los linfocitos”, explicó.

Se presenta entre los 15 y 30 años

Subrayó que se desconoce qué origina este padecimiento y que los factores de riesgo no están bien establecidos, aunque es más común que se presente entre los 15 y 30 años y más tarde arriba de los 55 años.

Las personas con antecedentes familiares así como aquellos que estuvieron infectados con el virus de Epstein-Barr (que causa mononucleosis caracterizada por fiebre, garganta irritada, fatiga extrema y ganglios inflamados) y por virus de inmunodeficiencia humana son más propensos, afirmó la especialista.

Azucena del Carmen Corro, directora del área de Terapia Oncológica de la farmacéutica Takeda México, detalló que los síntomas más importantes que se tienen que tomar en cuenta son “fiebre de origen desconocido, sudoración nocturna excesiva, pérdida de peso sin motivo aparente y uno muy importante es la comezón el cuerpo sin tener ronchas”.

En México, apuntó la especialista Corro, existen cerca de 3.000 casos de Linfoma de Hodgkin y añadió que, a pesar de que la mayoría de las personas tiene pronósticos muy buenos, alrededor de 25% de ellas tendrá una recaída.

Esto se debe a que no responden a las quimioterapias; sin embargo, existen algunos tratamientos que son anticuerpos dirigidos específicamente a las células cancerosas y no produce toxicidad porque libera el medicamento directo en las células malignas, dijo.

Extremo cansancio

Ana Florencia López Ornelas, una paciente de linfoma de Hodgking diagnosticada hace seis años , compartió con EFE que los primeros síntomas que tuvo fueron un cansancio extremo, la aparición de una bolita en el cuello y mucha comezón mientras se bañaba.

Durante su servicio social en el Instituto Nacional de Cancerología, Ana Florencia recibió la noticia de que padecía Hodgkin. De pronto de ser médico se convirtió en paciente del lugar.

Relató que fue sometida a una operación para extirparle un ganglio que estaba en el cuello y determinar el tipo de padecimiento que la afectaba, después recibió 3 ciclos de 2 quimioterapias y al terminar, 15 sesiones de radioterapia.

Visitas médicas

Aunque ya es considerada como sobreviviente de cáncer continúa con las visitas médicas, pues tuvo diversas secuelas de la radioterapia.

“Tengo problemas en los pulmones, corazón y columna, padezco de dolor crónico y algo parecido a la osteoporosis del cuello al estómago. Como me dieron radioterapia en la zona entre corazón y pulmones tengo riesgo de desarrollar cáncer tiroides o mama”, narró.

Ana Florencia detalló que durante la enfermedad se sintió muy sola e incomprendida, así que antes de terminar con su tratamiento abrió una página en Facebook en la que encontró el testimonio de otros pacientes con quienes compartía su experiencia.

En la actualidad ya son más de 2.000 personas de varios países de habla hispana que tienen apoyo psicológico y emocional en el grupo, algo que para Ana Florencia es necesario y básico para poder superar la dolencia.

En el Día Mundial para la concienciación de la enfermedad, los expertos aseguran que puede ser curada si se diagnóstica a tiempo.

EFE

No olvides compartir en >>