Caldo de pollo es el término usado por pedófilos para la pornografía infantil

Caldo de pollo: Atención padres enciendan las alarmas para proteger a sus hijos

El denominado “Caldo de pollo” o CP es el nuevo código con el que los pedófilos intercambian y comercializan pornografía infantil en la web y redes sociales

Los grupos pedófilos se las siguen ingeniando para satisfacer sus prohibidos y abominables deseos y es que en Internet como en las redes sociales la etiqueta “Caldo de Pollo” la cual significa niñas o niños menores de siete años siendo penetrados, “Child Porn”, “CP” o “Club Penguin” son las modalidades con las que el intercambio de contenido pornográfico infantil se ejecuta.

Los términos son expuestos en Twitter -el cual es una de las redes sociales en el que no hay tantos filtros para publicar material pornográfico o explicito-, también en YouTube y Facebook, a través de las mismas etiquetas acompañadas de términos relacionados a películas para disimular, y en WhatsApp y Telegram, en estos dos últimos como grupos, en el que desde cualquier parte del mundo es distribuido este material sin ningún tipo de prejuicios alimentando el morbo de los pedófilos en sus teléfonos celulares.

La mayoría se centra en grupos de WhatsApp y Telegram, el acceso en ellas es limitado, pero en Twitter, el intercambio por DM o mensaje directo es más abierto. “Cambio recetas de caldo de pollo” “Alguien que tenga caldo de pollo”, son algunas de las frases más usadas y que están allí a la vista de todo.

Buscar la frase en Google arroja diferentes resultados relacionados al mismo, pese a que en las primeras páginas los resultados se condicionan a comida, en los lugares más oscuros y clandestinos de Internet ,que se encuentran más adelante de las principales, se ubican bajo esta frase clave los grupos de pedofilia. Tanto así que hasta las mismas páginas de memes como “Memedroid” han creado imágenes con relación al término.

Erika Rincón una de las internautas manifestó su preocupación ante esta olla que ha sido destapada y que sigue en el ojo del mundo y las autoridades de cada país. “Esto es aterrador, creo que por eso es importante como familiares dejar de postear todo lo que hacen nuestros pequeños, es decir dejar de darles material”.

Unos de los sitios más propensos para engañar a los pequeños son las páginas de anime o caricaturas japonesas -ya que la mayoría son niños- y en el que los pedófilos pudieran crear perfiles falsos y distribuir el material.

Este tipo de material tiene presencia en toda Internet, encendiendo así las alarmas a los padres a limitar o vigilar el acceso de los pequeños a las horas destinadas para su navegación en la web. Prevenir está en sus manos para evitar que sus pequeños formen parte directa del denominado caldo de pollo que hoy es una de las grandes amenazas en Internet.

Luis Fernando Herrera

Noticia al Día

No olvides compartir en >>