Besar puede causar caries, sí así como lo lees

Besar puede causar caries, sí así como lo lees

Sí, así como lo lees. A través de los besos se pueden transmitir las bacterias que causan las caries; te decimos de qué manera prevenirlo. No hay nada más delicioso y placentero que un buen beso con la persona indicada, sin embargo, y aunque no lo creas, esto también trae algunos riesgos para tu salud. Y es que, besar puede causar caries, por lo que ambos deben de seguir algunas indicaciones que te diremos a continuación.

Si bien es cierto, cuando se aproxima un beso apasionado, en lo menos que piensas es en las caries, y cómo evitar que te las contagien (o tú contagiarlas). No obstante, es importante que tomes tus precauciones, si no quieres que tu sonrisa perfecta se vea amenazada por unas manchitas negras, que pueden echar a perder tu dentadura.

¿QUÉ SON LAS CARIES?

Las caries son una enfermedad bucal caracterizada por un orificio que algunas bacterias que se alojan en la boca forman en un diente. Pero en muchas ocasiones no se detectan en su primera etapa, que es cuando no hay dolor, hasta que avanzan con mayor intensidad y llegan hasta las terminaciones nerviosas en el interior de los dientes, y es cuando se pone en peligro la pieza dental.

Asimismo, las mismas bacterias causantes de las odiosas caries, son capaces de transmitir otras enfermedades como la amigdalitis (es decir, la inflamación de anginas o amígdalas), y esto ocurre con más frecuencia de la que te imaginas.

OTRAS FORMAS DE CONTAGIO

Aunque los besos son una vía de transmisión de caries muy común, existen otros medio por los que se pueden contagiar, como cuando compartes cubiertos con otra persona, incluso a los niños, cuando checas con una pequeña probada que el alimento no esté  muy caliente.

¿CÓMO PREVENIR LAS CARIES?

Para evitar el contagio de caries, basta mantener una buena higiene bucal diariamente, tanto tú como tu pareja, que incluye las siguientes recomendaciones.

  • Cepillado de dientes

Hazlo tres veces al día, o después de cada comida. Asegúrate que la pasta de dientes que utilices contenga fluor. Checa las técnicas de cepillado de dientes para que lo hagas correctamente y tus dientes queden muy limpios.

  • Utiliza hijo dental

Elige una vez al día para realizarte un extensivo y correcto uso del hijo dental, con el fin de eliminar la placa y la comida que queda entre los dientes, y que no pudo ser alcanzada por el cepillo dental.

  • Evita el consumo de dulces y bebidas azucaradas

Sin duda alguna, la ingesta de dulces, o de productos que contengan mucha azúcar, amenazan la dentadura de cualquiera, pues gracias a ellos se pican los dientes.

  • Acude al dentista

Ir con el dentista no tiene que convertirse en un remedio para algún problema dental que ya te está afectando, sino que es necesario hacerlo antes de que estos sucedan, a manera de prevención. Al menos dos veces al año se debe de visitar al dentista para realizarnos una limpieza dental profunda, y evitar este tipo de enfermedades.

 

Noticiaaldia/Agencias

No olvides compartir en >>