Autoridades judiciales: La mujer, Sahar Jodayari, que se quemó vida en Irán "admitió su error"

Autoridades judiciales: La mujer, Sahar Jodayari, que se quemó viva en Irán «admitió su error»

Sahar Jodayari

Sahar Jodayari, de 30 años (derecha) se quemó viva tras ser detenida por intentar ver en directo un partido de fútbol. Foto: Twiter

Las autoridades judiciales de Irán aseguraron el sábado que una mujer, detenida en 2018 por haber intentado ingresar en un estadio de fútbol y que falleció tras quemarse viva la semana pasada, de nombre Sahar Jodayari había «confesado su error» durante un interrogatorio.

El portavoz del poder judicial, Gholamhossein Esmaili, citado por el sitio del ministerio de Justicia Mizan Onlinze, no precisó sin embargo en qué consistió su «error».

Desde la Revolución islámica de 1979, las mujeres tienen prohibido en Irán entrar en los estadios de fútbol y de otros deportes porque, según los clérigos iraníes, hay que protegerlas de la atmósfera masculina y de los hombres semidesnudos.

 

 

Sahar Jodayari se disfrazaba de hombre para entrar a los estadios

 

 

Sahar Jodayari, de 30 años, fue arrestada el año pasado cuando intentaba entrar en un estadio en Teherán disfrazada de hombre para ver a su equipo favorito, el Esteghlal FC.

La mujer, apodada «la chica azul» por los colores de su equipo, se prendió fuego la semana pasada delante de un tribunal cuando le dijeron que iba a ser encarcelada durante seis meses, indicaron varios medios.

Según Gholamhossein Esmaili, la joven «admitió claramente haber cometido un error durante su interrogatorio, lo había aceptado y afirmó lamentarlo». El portavoz no dio más precisiones.

La muerte de Sahar Jodayari levantó una ola de indignación en las redes sociales y muchos jugadores conocidos usaron la etiqueta #blue_girl (#chica_azul) para pedir a la FIFA que expulse a Irán de las competiciones internacionales y a los fans que boicoteen sus partidos.

 

 

No olvides compartir en >>