Amnistía Internacional acusa a la policía de Hong Kong

Amnistía Internacional acusa a la policía de Hong Kong de abusos y torturas contra los manifestantes

Agencias

Amnistía Internacional acusó a la policía de Hong Kong el viernes de tortura y otros abusos en su manejo de unas protestas pro-democracia que han durado más de tres meses, pero la policía respondió que las fuerzas del orden han mostrado moderación en la calle ante el aumento de la violencia.

Manifestantes antigubernamentales, muchos enmascarados y vestidos de negro, han lanzado cócteles Molotov contra la policía y las oficinas del Gobierno central, han irrumpido en el Consejo Legislativo, han bloqueado las carreteras al aeropuerto, han destrozado estaciones de metro y han encendido fuegos en las calles de la ciudad gobernada por China.

La policía ha respondido con gas lacrimógeno, cañones de agua, balas de goma y algunas balas reales disparadas al aire, advirtiendo a la multitud de antemano con una serie de pancartas de diferentes colores.

También se les ha visto golpeando a los manifestantes en el suelo con porras, como en las imágenes de un ataque de este tipo contra atemorizados pasajeros en un tren del metro que se difundió por internet y provocó indignación en todo el mundo.

“Las pruebas no dejan lugar a dudas: en una aparente sed de represalia, las fuerzas del orden de Hong Kong han participado en un inquietante patrón de tácticas temerarias e ilegales contra la gente durante las protestas”, dijo Nicholas Bequelin, director de la oficina de Amnistía Internacional en Asia oriental, en un informe elaborado tras una investigación sobre el terreno. “Esto ha incluido arrestos arbitrarios y represalias violentas contra personas detenidas, algunas de las cuales han equivalido a tortura.”

En un caso, la policía lanzó rayos láser verdes a los ojos de los detenidos, dijo Amnistía, empleando una táctica utilizada anteriormente por muchos manifestantes contra la policía.

En respuesta al informe de Amnistía, la policía dijo que ha respetado “la privacidad, la dignidad y los derechos” de las personas detenidas de acuerdo con la normativa, permitiendo el transporte de los detenidos a los hospitales y la comunicación con los abogados y sus familias.

 

Reuters

No olvides compartir en >>