Regulo Pachano: El gerente zuliano que brilla en el Teatro Colón de Argentina

Regulo Pachano: el gerente zuliano que brilla en el Teatro Colón de Argentina

Regulo Pachano: El gerente zuliano que brilla en el Teatro Colón de Argentina

Foto: Agencias.

Luego de dirigir durante 28 años el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez (CAMLB), el zuliano Regulo Pachano relata su experiencia al portal Contrapunto como asesor en gestión cultural pública y cooperación artística internacional del Teatro Colón en Argentina, uno de los más importantes en el mundo.

Así como es maracucho por los cuatro costados, asimismo Regulo Pachano es un apasionado del arte y de todo lo que ponga a prueba la creatividad y la estética. Solamente por esas dos características y una personalidad abierta y generosa, pudo edificar una carrera como gestor cultural que es reconocida en su lar nativo e internacionalmente. Fue, junto a la destacada escultora zuliana Lía Bermudez, el hacedor del prestigio y posicionamiento que el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermudez (CAMLB) alcanzó.

Desde hace un año exactamente, Regulo Pachano (también abogado y profesor de la Universidad del Zulia) hizo maletas y fue al encuentro de un ofrecimiento muy tentador y halagador. Sin buscarlo, muy sorpresivamente, fue llamado por la directora general del Teatro Colón de Buenos Aires, María Victoria Alcaraz, para el cargo de Asesor de Gestión y Cooperación del Teatro Colón de Buenos Aires, uno de los diez teatros más espectaculares y prestigiosos del mundo, al nivel de la Scala de Milán (Italia) o de la Opera de Sidney (Australia).

 

 

—¿Cómo llegas a Buenos Aires y al Teatro Colón?

Tengo necesariamente que echar unos años atrás para decir contar que a los pocos días de graduarme de abogado Lía Bermudez me propone que me vaya a trabajar con ella en el proyecto de la apertura del Centro de Arte de Maracaibo, y lo primero que hago es crear la Sociedad de Amigos del Centro.

Como buena maestra que siempre fue, la señora Lía me insistía: “hay que formarse y a la vez quiero que te vayas relacionando con todo el mundo cultural de aquí y de allá”. Así hice y comienzo a participar en eventos internacionales, entre ellos en las reuniones de la Red de Centros Culturales de América y Europa, conozco a mucha gente y entre esas personalidades a María Victoria Alcaraz, hoy día la directora general del Teatro Colón de Buenos Aires.

—Después de 28 años en un solo cargo, casi la mitad de tus 42 de tu recorrido profesional dedicado a la cultura, ¿cómo ha cambiado tu vida al venirte a Buenos Aires? ¿Cuál es tu primera idea de lo que es el trabajo que desempeñas aquí?.

—Entiéndase esto de la mejor manera que lo puedo decir: nunca había valorado tanto la capacidad, la respuesta, la formación en gestión cultural que teníamos nosotros en Venezuela como lo he hecho ahora. Cuando llego aquí y se me empieza a reconocer por mi trayectoria, por mis conocimientos, pienso que eso se lo debo todo a Venezuela, y por supuesto a mi familia y a Lía: logré hacer una maestría en Gestión Pública, un master y tengo un doctorado en Investigación y Ciencias Gerenciales, pero todo eso yo lo aprendí en el oficio, dando a mi país y en el hacer del día a día.

—A un año de vivir en Argentina y más allá de tu labor en el Teatro Colón, ¿qué quisieras emprender aquí, qué quisieras hacer en esta etapa de tu vida?

Esta pregunta es extraordinaria y me la planteé a los 15 días de haber llegado aquí, porque aunque me contrataron por dos años aquí también hay cambios por los vaivenes políticos. Y me puse a pensar que me encantaría revelar otras cualidades, otras identidades de mi país aquí. Pensé y soñé con un proyecto gastronómico que revele los sabores, olores, sonidos de la venezolanidad, con un nivel extraordinario. Tener una semana de comida mantuana, con música y lecturas dramatizadas de la época. Por mi experiencia del CAMLB se puede conseguir un espacio que adecuemos para mostrar más de los que somos los venezolanos. Y a mis 57 años de edad no me da miedo a estar sentado en la caja de un restaurante o en la taquilla de un teatro si sigo mi pasión de toda la vida: la cultura y el arte.

 

Contrapunto

No olvides compartir en >>