Racionamiento desmedido desveló a los maracaiberos este viernes

Racionamiento desmedido tiene desvelados a los maracaiberos este viernes

El corte prolongado de energía eléctrica, durante la noche de este jueves para amanecer el viernes, tiene a más de un maracaibero con los ojos cuadrados, claros y sin vista ante la falta de un descanso reparador, sin que alguien se haya pronunciado por este nuevo acontecimiento, que tenía a todos preocupados ante la posibilidad de un nuevo apagón general en el país.

Desde varias zonas de Maracaibo, los usuarios del servicio reportaron la falta de electricidad en sus hogares. La incertidumbre de si se trataba de un nuevo apagón, o la prolongación del racionamiento tenía a la mayoría sin poder dormir, aunado a los zancudos que se desbordan, el calor, que se acentúan ante un cielo encapotado que prometía una lluvia inesperada, para completar el cuadro, pero que solo fue un rocío en la madrugada que no refrescó a nadie, solo aumentó el desespero y el abrumador calor.

A través de la red social Twitter los marabinos descargaron su furia, frustración e impotencia al tener que soportar una noche más sin saber a ciencia cierta lo que sucede y en el pensamiento el supuesto anuncio de que el presidente Nicolás Maduro, en los próximos días dará una noticia importante sobre el problema eléctrico en la región.

Muchos se quejaron que apenas estaban cumpliendo su cronograma de racionamiento, cuando se presentó el evento, que ya no sorprende, pero si incomoda a todos. Usuarios preguntaban directamente al ministro Freddy Brito, que si el sistema eléctrico estaba de nuevo en riesgo y que si tenían ya la solución prevista antes esta nueva eventualidad.

Llegar a sus hogares y conseguir todo apagado, no por prevención sino por falta de servicio eléctrico ya no es novedad, pero a medida que pasan las horas y deben cocinar, comer, para luego bañarse y preparar lo que usarán al día siguiente se convierte en un fastidio casi aterrador. Las velas cada vez se usan menos, puesto que estas no logran superar el racionamiento, y ante de que llegue la tan ansiada «luz», la misma se encuentra derretida en el plato, tapita o cualquier superficie que pudiera servir para pegarla mientras se trata de continuar la rutina diaria.

La «noche de perros» frase empleada para decir que la pasaron mal, no es suficiente, cuando en la mañana se deben levantar de nuevo, para ir a trabajar, casi destruidos, con el ánimo en el piso, pero con la voluntad de seguir adelante y superar nuevamente otra «falla» en el servicio eléctrico.

Noticia al Día

No olvides compartir en >>