Los únicos jodidos en este país somos los maracuchos: Conclusión de un viajero

Los únicos jodidos en este país somos los maracuchos: Conclusión de un viajero

Te quedas alelado. No te puedes creer: es una estación de gasolina a las 10 am y los bomberos se conversan esperando conductores. Te dan los buenos días. Cero colas. Ni un Bachaquero, ni un funcionario marañando o colando al compadre o metiendo a la novia, a la esposa a la amante.
Apenas sales de Maracaibo,del Zulia la vida es otra. El semblante de la gente cambia.

Rubén Huerta nos cuenta sus vivencias

 

Aquí la historia de Rubén Huerta quien cruzó Falcón, pasó por Carabobo (Valencia-LosGuayos),Aragua (Maracay-Bahía de Cata) llevándose el asombro de estaciones de servicio sin colas,  fluida electricidad, sin apagones, ni racionamientos. Mercados con clientes entusiastas, hoteles con promedios extraordinarios de habitaciones ocupadas, transporte menos inclemente y un clima de cordillera, de montaña reconfortante.

La Carabobo de Drácula

Cuando se entra a la Carabobo de Lacava el excéntrico gobernador draculiano sientes y percibes la diferencia. Calles y avenidas limpias, semáforos que funcionan,santamarias arriba, industrias operativas. El Sambil de Valencia inspirado en el beisbol -salvo los estacionamientos en los sótanos inundados- pareciera estar en una epoca pasada. Tiendas con «mirandinos»,pero, también con compradores.
Lacava y sus anuncios de los servicios Drácula. Para muchos es locura, tremendura, mamaderita de gallo,sin embargo,los buses pasan, ves los parques cuidados y si se te acerca un policía es para un llamado de atención y no pensando en registrarte la cartera para sacarte una mordida en dólares «pa’ los frescos».
Lacava podrá tener cara de loco,pero,se ocupa de que las cosas importantes de su estado funcionen.

Coro en una empanada

Falcón tiene un clima inhóspito y uno frío como hielo. Rubén Huerta recorrió el lado por «donde los cujíes lloran de dolor».Allí la cordialidad de la gente es capaz de hacerte olvidar el calor.
En la entrada de Coro una señora vende empanadas. Las hay de las tradicionales y unas especiales: de chorizo, de salchicha,de mojito de raya y asadura. Todas son una delicia.

Es una mujer amable y conversadora. Pregunta de dónde vienes. Cuando Rubén le dice que viene de Maracaibo ella responde con compasión «oiga ustedes se están dejando».
Nada mas cierto. Son pocas las voces que reclaman y ponen los puntos sobre la «i» como la del historiador y profesor universitario, Angel Rafael Lombardi Boscán quien expresa en su cuenta Twitter: «Sí no hay respuesta de las autoridades para cuando acaba el racionamiento eléctrico luego de 6 meses aquí en el Zulia es fácil deducir que no la tienen porque no van a resolver nada. Bien pendejos nosotros los ciudadanos al permitir éste criminal hecho»

Lisbeth González, comerciante, vende chucherias y helados sostiene «nunca antes hemos estado tan mal, tan jodidos. Esto parece ser un castigo, una penitencia, señor»

En su recorrido, Rubén Huerta visitó: Falcón,Carabobo, Yaracuy y Aragua. Ciudades como Valencia, Puerto Cabello, Maracay, La Victoria, Los Guayos. Paraísos turísticos como Bahía de Cata, cayo Playa Larga, Colonia Tovar donde la limpieza, la armonía de sus pobladores se aprecia al tocar los peajes. En la entrada a Carabobo un obrero afanoso lava con un hidrojet las aceras, otro poda los árboles. En Bahía de Cata sus moradores te ofrecen hospedaje, bandejas de pescado fresco y con orgullo te dicen «pierda cuidado, aquí no se le perderá nada. Si alguien se atreve a quitarle algo o tomarlo de su carro, nosotros mismos lo molemos a palo».

En la boca del lobo

Para finalizar, Huerta señala «Después de estar una semana fuera, regresamos el domingo. Que tristeza el peaje del Puente la cabecera de ese emblema tan amado por los zulianos, ese al que cantamos «cuando voy a Maracaibo y empiezo a pasar el Puente siento una emoción tan grande que se me nubla la mente» pues hoy lo que dan es ganas de llorar. Esa vaina oscura hermano como boca de lobo. Ni una luz. Así entras a una ciudad donde sus gobernantes son ineficientes y tienen que ir a la escuelita de Lacava…un tipo excéntricos pero con mucha claridad a la hora de mandar pensando en su gente».

Thom Cruz

En este fin de mundo donde hay que atravesar el Parque Nacional Henri Pittier pueden observar la luz encendida apenas comienza a caer la tarde

Lo nuestro brilla en todas partes

Caminos sin huecos

Estaciones de gasolina sin malandros ni marañeros

El seguro social funciona. Observen las personas en la espera de emergencia

La emergencia del Seguro Social en Los Guayos

Las chalanas con un servicio y atención insuperable

Frutos de la tierra frescos en La Colonia Tovar

En todos estos negocios reciben billetes de 100 y 200 Soberanos.

 

 

 

No olvides compartir en >>