La Amazonia brasileña está cerca del punto de no retorno

La Amazonia brasileña está cerca del punto de no retorno

Las decenas de miles de incendios en la Amazonia en Brasil tienen en alerta a todo el planeta, pues se trata del pulmón más importante del mundo: «Lo que se ha talado y quemado es irreversible», advirtió Dolors Armenteras Pascual, profesora de la Universidad Nacional y bióloga experta en bosques tropicales.

«La deforestación en Brasil se ha disparado, lo habían empezado a monitorear. Los fuegos, en muchos casos, vienen después. Se tumba el bosque, se deja, se espera que seque un poquito, que entre la temporada seca, para quemar», explicó Armentas Pascual, en Voces RCN.

Lo más grave de este asunto es que en Brasil están muy cerca de llegar al punto de no retorno: «Si el 20 % de los bosques amazónicos se deforestan, eso puede ser un punto de no retorno. Ese pulmón del mundo que tenemos en nuestro continente podría pasar a un punto de no retorno».

«No hay excusa para no hacer cosas para lograr una sostenibilidad. En la Amazonia del Brasil actualmente ya estamos en 17 % deforestado, o sea, tenemos un 3 % de margen», precisó.

Según la experta, una de las causas es el cambio de políticas del gobierno de Brasil en torno a la conservación de los bosques: «Con las palabras de los nuevos políticos, la gente (que tala y quema) se ha sentido un poco apoyada».

Eso ha hecho que muchos empiecen a decir que «para desarrollar necesitamos tumbar y quemar para seguir avanzando, seguir construyendo, seguir trayendo cultivos de soya, de palma, de ganadería», añadió.

La «política ambiental que ha cambiado con el gobierno en Brasil», explicó la académica, «favorece lo que algunos denominan desarrollos, y lo favorece sobre la conservación». «Y el problema es el descontrol que se genera de los impactos tan irreversibles que ocasiona la quema de un bioma tropical», advirtió.

Antes, en Brasil había políticas de control en Brasil que habían logrado «que no se quemara, que no se talara sin permiso, que estuviera todo más controlado, que se protegiera el Código Forestal».

«Es un tema de la toma de decisiones y es un tema de voluntad política, y no hay excusa de que los tiempos no dan porque sí dan, porque en una cuestión de meses hemos visto un incremento tan negativo», dijo la experta.

«Yo lamento que solo sea cuando sucede algo en una capital que se llame la atención, pero por otro lado es bueno porque creo que esto va a llamar mucho la atención de personas que no son conscientes de que lo que sucede en zonas remotas, que son muy importantes para todos, incluida la gente urbana», agregó.

Respecto a si hay peligro de que los incendios lleguen al lado colombiano de la Amazonia, la académica explicó que es poco probable: «En nuestra Amazonia, que es la más húmeda, la época seca es diciembre, enero, febrero, marzo. Ahora no es una época de pico de incendio. Aunque está un poquito el veranito, ha llovido tanto que no es una cosa tan extensa, pero veremos la próxima temporada, porque la pasada sí estuvo grave».

 

Con información de RCN

No olvides compartir en >>