Halle Berry, la bella mulata de Hollywood, cumple 53 años hoy (+Fotos)

Halle Berry, la bella mulata de Hollywood, cumple 53 años hoy (+Fotos)

 

Halle Berry, modelo y actriz estadounidense, nació el 14 agosto de 1966 en Cleveland, Ohio.

Es la primera actriz de raza negra en obtener un Oscar. Cuando la pequeña Halle contaba cuatro años, su padre, Jerome Berry, un típico maltratador dado al alcohol, abandonó a la familia. Ella y su hermana Heidi quedaron a cargo de su madre, Judith Ann Hawkins, una mujer de origen caucásico que pudo criar a sus hijas gracias a su trabajo como enfermera en la sala de psiquiatría de un hospital local, el mismo en el que su marido ejercía como auxiliar.

Aunque durante los primeros años de la separación el marido regresó y volvió a marcharse del hogar en varias ocasiones, en cada una de ellas los malos tratos fueron crecientes, y en 1976 propinó tal paliza a toda la familia que, desde entonces, sólo pudo aproximarse a ella hasta la distancia prudencial que fijó la ley.

Mulata de singular belleza

En 1984, por ejemplo, fue coronada «reina» del Cuyahoga Community College, el instituto al que asistía, lo que la animó a presentarse, al año siguiente, al concurso de belleza Miss América Adolescente, y ganó. Luego fue Miss Ohio, y cuando tuvo la edad reglamentaria, en 1986, estuvo a punto de ser Miss Estados Unidos de no haber sido acusada de votarse a sí misma, lo que se saldó con la concesión del título de «Primera Princesa», un segundo puesto al que ella supo sacarle un jugo de primera.

Halle procedía de un suburbio de Cleveland, de población mayoritariamente blanca, donde había sufrido burlas constantes por el color de su piel, tanto de esta comunidad dominante como de la minoría negra a causa de su mestizaje. Había llegado pues el momento del desquite. No obstante, muy probablemente por su experiencia como editora del periódico del instituto, ese año inició la carrera de periodismo radiofónico. Pero unos meses después, sobre todo tras competir por el título de Miss Mundo, ya se la podía admirar en anuncios publicitarios y revistas dedicadas a la moda, y en un momento dado se vio obligada a sacrificar los estudios.

El éxito en sus manos

En el 2001 ganó el Oscar de Hollywood por sui trabajo en Monster’s Ball, convirtiéndose en la primera mujer negra que obtiene la estatuilla dorada como protagonista principal tras 74 años de historia de la Academia. Su interpretación en la película por la que fue galardonada es uno de esos trabajos de fuste dramático que solo una actriz de talento puede abordar con éxito.

El Oscar la hizo famosa en todo el mundo de la noche a la mañana. Pronto fue elegida para rodar Muere otro día (2002), de Lee Tamahori, vigésima entrega de la serie James Bond, pero se prevén personajes de mayor enjundia dramática en su futura filmografía, ya que, al menos mientras dure su estrellato, podrá elegir sus trabajos con más libertad. Y porque tiene más poder podrá enfrentarse al apartheid de Hollywood orgullosa de ser quien es.

Agencias

No olvides compartir en >>