Dilmo Hinestroza asegura que el principal enemigo del hígado es la boca

Dilmo Hinestroza asegura que el principal enemigo del hígado es la boca

En opinión del doctor Dilmo Hinestroza, Jefe del Servicio Hepatobiliopancreatico, del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) uno de los principales enemigos del hígado es la boca “harinas y dulces excesivos que se ingieran, se transforman en azúcar en el organismo -todo eso se convierte en grasa- y la principal causa de cirrosis en el mundo es el hígado graso”, informó.

Hábitos y costumbres preocupantes

Expresó el doctor Hinestroza, “veo con mucha preocupación la extendida costumbre de tatuarse -por el grave riesgo de transmisión de hepatitis- bien sea A o B, debido a la falta de medidas de higiene y aseo con las agujas y tintas, que podrían estar contaminadas; es por esta razón que la población gustosa de estas cosas debe escoger lugares que garanticen dicha higiene”, advirtió.

Añadió el especialista, que el extendido uso de fórmulas -que publicitariamente ofrecen adelgazar en corto tiempo- convertirlos en fitness y muchas otras que ofrecen salud y vitalidad, son altamente perjudiciales para el hígado puesto que esconden de la etiqueta sustancias nocivas.

Según Hinestroza, existen otros factores que también atentan contra la salud del hígado; entre los que se cuentan: las hormonas anabólicas para crecimiento muscular la automedicación y el consumo excesivo de azúcar (tortas, donas, refrescos, entre otros) son enemigos del hígado.

El ingerir productos de marcas que ofrecen expectativas farsantes, sin saber de qué están hechas, productos naturales envasados, sustancias que no aparecen especificadas en los rótulos son productos peligrosos; lo otro es la gente fitness que se administran productos para desarrollar la musculatura; otro la automedicación: analgésicos; y las personas con antecedentes de enfermedades hepáticas, son enemigos frecuentes del órgano hepático.

“Por encima de todas las cosas, el hígado graso es lo peor y la gente debe prevenir cualquier anomalía en el hígado controlando lo que come. Debemos crear conciencia ante el descontrolado uso del azúcar, que al final de cuentas es la amenaza más grande en la aparición de la cirrosis hepática”, finalizó.

Noticia al Día/Prensa Sahum/Natasha Acosta

No olvides compartir en >>