Control y Seguridad Policial (Desiree Parra)

Control y Seguridad Policial (Desiree Parra)


Trágicamente ante el sistema y el empleo del accionar de las politicas en nuestro pais, se hace cada vez más notable la función del servicio policial. La visión de la formación, asi como el control de la seguridad por parte de los cuerpos policiales se ha ido lentamente de las manos de nuestros gobernantes.
En la actualidad la sociedad no cuenta con ningún servicio de patrullaje al que puedan llamar en caso de requerirlo. La sensación de inseguridad y el control por parte de los uniformados es carente en todos los sentidos, las estaciones de servicio permanecen repletas de funcionarios de todos los cuerpos, asi como los supermercados, locales comerciales y plazas. Al igual que los altos personajes políticos quienes hacen uso de los policías, para que estos sean escoltados cual artistas. La interrogante sigue siendo la misma. Donde están las partidas que manejan los servicios de seguridad en nuestro pais, esas mismas partidas que garantizan la dotación a todas las instituciones policiales, a los funcionarios que necesitan llevar uniformes dignos al servicio, unidades radio patrulleras que recorran los diversos sectores a fin de poder devolverle a la comunidad esa sensación de seguridad que tanto necesita.
Lamentable y cierto es saber que la población casi en su totalidad, tiene la certeza de la existencia de complicidad entre policías y delincuentes, lo que confirma la desconfianza absoluta del ciudadano ante los cuerpos policiales, a razon de un muy limitado grupo de uniformados quienes manchan la buena labor de aquellos uniformados honestos y leales al servicio. En muchas ocasiones, las más altas autoridades en las instituciones policiales creen que se están haciendo muy bien las cosas, situación que se ve fortalecida por las opiniones de algunas autoridades intermedias que no cultivan el contacto directo con la comunidad o que sólo lo mantienen a nivel de familiares y amigos, los cuales, como es natural, mantienen una visión sesgada del desempeño institucional.
La situación se hace cada vez más compleja en materia de seguridad, en virtud de que las instituciones policiales arrastran graves deficiencias en cuanto a ineficiencia, corrupción, falta de recursos, ausencia de perfiles policiales adecuados y otras que atentan contra cualquier disposición oficial de hacer las cosas bien y disminuir las reservas que la ciudadanía siente hacia la Policía. Esto permitiría entender mejor algunas reacciones, comentarios y, sobre todo, algunas percepciones que conllevan el propósito de motivar importantes cambios en lo que pudiera definirse como una política o, en su ausencia, como una estrategia de seguridad.
Por tanto, la seguridad es un derecho el cual, se califica de carácter civil por la actual Constitución vigente. Las deficiencias o ausencias del Estado en ese ámbito, indudablemente son traducidas como un incumplimiento directo a sus deberes y en la exposición y deterioro de la calidad de vida de quienes están llamados a proteger y servir.
@desirreparraf

No olvides compartir en >>